Pese a la perspectiva de menor emisión, analistas aún recomiendan dolarizarse con deuda corporativa

En un entorno de dudas que persisten para la curva en pesos, analistas se mantienen cautos y recomiendan dolarizar carteras. Para ello, las obligaciones negociables se presentan como una de las mejores alternativas.

Image description

¿Se acaba el put gratis del Banco Central? El ministro de Economía, Sergio Massa, indicó que no se solicitarán más Adelantos Transitorios por lo que resta del año y que las metas con el FMI se mantienen intactas.

Ante esa perspectiva, el mercado espera que el BCRA deje de emitir pesos para comprar bonos en moneda local, más aun con el canje de deuda llevado a cabo en las últimas horas y en el que se pateó los vencimientos para 2023.

En un contexto de dudas que persisten para la curva en pesos, analistas se mantienen cautos y recomiendan dolarizar carteras. Para ello, recomiendan las obligaciones negociables como una de las mejores opciones en la actualidad.

¿Fin del put gratis del BCRA?

El mercado recibió con optimismo el mensaje de Sergio Massa de que el Gobierno intentará alcanzar las metas acordadas con el FMI. En especial, en lo que refiere a la cuestión fiscal.

Además, el flamante ministro anticipó que no habrá más Adelantos Transitorios por lo que el mercado especula con que la maquinita de emitir billetes tendrá un descanso. Al menos en lo que respecta a esas dos vías, ya que el BCRA deberá seguir emitiendo para pagar intereses de Leliq

Una de los destinos más importantes que encontraba la emisión monetaria era la compra de bonos en pesos. Solo para ese fin, estimó Adrián Yarde Buller, economista jefe de Facimex Valores, el Central emitió $ 1,2 billones. 

Pero tras los anuncios de Massa y luego del canje de esta semana (en el que la participación alcanzó el 85%) el mercado ve que los flujos de pesos del BCRA hacia la deuda en pesos podrían comenzar a cesar.

El resultado del canje quita momentáneamente los temores de un reperfilamiento inminente. Sin embargo, las dudas persisten.

De esta manera, se espera que el "put gratis del BCRA" se detenga. En otras palabras, que se deje de apelar a la emisión para garantizar un piso para los activos en pesos.

Si la emisión monetaria del BCRA se detiene, en un entorno en el que la desconfianza sobre la deuda en pesos se mantiene, los riesgos sobre estos bonos pueden regresar.

Martín Yanzon, head trader de Conosur Investments, sostiene que el éxito del plan de dejar de emitir para comprar bonos en pesos dependerá de la capacidad de convencimiento del Gobierno para con el mercado.

"Más allá de la cuestión técnica de cortar o no con la emisión, el éxito del plan dependerá si el mismo logra ser creíble, consistente y realista. Cortando la emisión como herramienta es condición necesaria pero no suficiente para resolver un problema que no tiene una sola arista y es mucho más profundo. Por ahora hay muchos anuncios y pocas medidas", dijo Yanzon.

Dolarización de carteras

De esta manera, dada la mayor tranquilidad cambiaria actual y las chances de que la volatilidad en el mercado de deuda en pesos regrese, los analistas ven oportunidades para dolarizar carteras, poniendo el foco en bonos corporativos y provinciales.

En ese sentido, los bonos corporativos y provinciales están en un buen punto de entrada. Las Obligaciones Negociables (ON´s) muestran retornos del 5% al 15%, mientras que se observan también casos con tasas de interés que superan el 15% y llegan al 36%.

El índice de bonos provinciales que elaboran los analistas de Mariva muestra una corrección en las últimas semanas, con una baja del 14% y ubicándose en sus niveles más bajos desde 2021.

Lo mismo ocurre con los bonos provinciales, los cuales experimentan una baja promedio del 12% desde su pico reciente aproximadamente.

Adrián Yarde Buller advierte que el cambio reciente en el Gobierno ayudó a reducir la incertidumbre política y el deterioro de expectativas, pero los primeros anuncios estuvieron lejos de lo que necesita la economía.

Por eso, el especialista señala que prefiere aprovechar el alivio que se está dando en el margen para reforzar la rotación de carteras, migrando desde soberanos hacia corporativos.

"Con dudas alrededor de la deuda soberana en pesos, seguimos considerando que la prioridad para las estrategias en pesos debe ser la preservación del capital y reiteramos que los créditos corporativos pueden aportar gran valor a las carteras mientras perdure la incertidumbre", comentó.

Por otro lado, agregó que para carteras de renta fija en dólares, el contexto amerita mantener elevada exposición a créditos corporativos, con Transportadora de Gas del Sur (Tragas 25), Pampar a 2027 e YPF a 2026 como buenas alternativas.

Además señaló que bonos provinciales de buena calidad como CABA 2027 o Córdoba (Pdcar 27) son complementos interesantes para no concentrar la exposición exclusivamente en corporativos y ganar carry trade manteniendo créditos de buena calidad.

Seguirá habiendo más pesos

Pese a que Massa prometió que no tomará más Adelantos Transitorios, la existencia de pasivos remunerados tan grandes, con tasas de interés al alza, hacen pensar que la emisión monetaria difícilmente encuentre un freno abrupto.

Es decir, el BCRA va a tener que seguir emitiendo para seguir pagando los intereses de las Leliq, lo cual puede reflotar riesgos cambiarios futuros.

Esto mismo sugirieron los analistas de Grupo SBS en su informe mensual en el que advertían que "si bien no habrá más Adelantos Transitorios en el año, canalizar pasivos remunerados hacia títulos del Tesoro, e intervenir la curva en pesos y luego esterilizar también aumenta la base monetaria amplia y exacerba presiones nominales", dijeron.

En la misma línea, Julio Calcagnino, analista de mercados de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, advierte que los anuncios de Massa de la semana pasada apuntaron a la no utilización de Adelantos Transitorios, dejando abiertas otras formas de expansión de la base monetaria tal y como la intervención del BCRA en el mercado secundario.

Por ello es que recomienda una dolarización de carteras.

"Ante la falta de medidas concretas, es difícil creer que con Massa se termina la inflación y que el dólar está en un nuevo equilibrio. En consecuencia, mantenemos nuestra recomendación de dolarización de carteras al menos desde el 50% hasta 80%, y vemos espacios para mantener posiciones en CER, pero no nos sentimos cómodos liquidando activos en moneda dura para posicionarnos en pesos", dijo Calcagnino.

Finalmente, Mariano Calviello, head portfolio manager de Fondos FIMA, agregó que el contexto internacional está muy volátil con respecto a mercados emergentes, con semanas con el dólar apreciándose, y luego con semanas con fuerte depreciación.

Por esta razón, advierte que la dinámica del dólar a nivel global impacta en el contado y que por lo tanto, el contexto no genera la suficiente estabilidad para el carry en pesos.

En ese sentido, el head portfolio de Fondos FIMA entiende que para el posicionamiento en pesos las alternativas existentes en la actualidad del mercado son los bonos dólar linked y CER.

"Hoy la tasa a la q se mueve el tipo de cambio oficial es superior a la tasa en pesos, por lo tanto ya el ajuste dólar linked supera los rendimientos en pesos, salvo los ajustados por CER, en los q también hay q tener en cuenta la volatilidad. Quizás ir muy largo para maximizar el ajuste, genere que algún mes sufran alguna corrección mayor", comentó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: