Por qué los inversores argentinos miran con buenos ojos Paraguay

El interés en el país vecino se duplicó en los últimos años y, en especial, tras las PASO. El principal foco de atracción es Asunción, donde se puede obtener hasta un 11% de renta anual en ladrillos.

Image description

El mercado de bienes raíces de Paraguay se presenta hoy como uno de los más interesantes a nivel regional, con Asunción como el principal destino de las inversiones en territorio guaraní. Estabilidad socioeconómica y cambiaria, baja presión tributaria y una mayor rentabilidad seduce a los argentinos que ven a su capital como una oportunidad para invertir y proteger sus ahorros. 

Según la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios (Capadei), en los últimos cinco años se radicaron 70.000 argentinos en el país vecino, entre inversores y empresarios, lo que equivale al doble de la cantidad que había un lustro atrás. Y de acuerdo al Ministerio de Economía de esa nación, los desembolsos totalizaron u$s 40 millones.

"El año pasado creció notablemente el interés comparado a 2017 y 2018. Las consultas se tradujeron en más operaciones y se triplicaron en dos años: de 20 transacciones que cerramos en 2017 pasamos a 60 en 2019. Esperamos un aumento exponencial en los próximos meses, ya que permanentemente recibimos llamados", dice Martín Carlevaro, socio de BKM, un estudio jurídico con 70 años de experiencia en Paraguay, que cuenta con un departamento especializado en Real Estate.

Alida Noguer Bonetti, gerente de Misiones Inmobiliaria, comenta que las adquisiciones de los argentinos en Paraguay, tanto en la capital como en las ciudades fronterizas (como Ciudad del Este y Encarnación), crecieron un 100% en relación a años anteriores e "irán en aumento", a partir del mayor número de consultas registrado tras las PASO. 

Según Carlevaro, los argentinos que apuestan por Paraguay son inversores individuales que buscan un refugio a sus capitales así como también hombres de negocios que aprovechan las ventajas impositivas para radicar sus empresas allí, sea para montar un negocio de cero o para expandirse al exterior.  

"Paraguay es elegido por su seguridad jurídica y sus beneficios impositivos", destacan desde el estudio jurídico M&B Law Firm, y definen a estas ventajas como "el triple 10": el 10% del impuesto a las ganancias empresarias (aunque se le suma un 15% si se giran al exterior), el 10% a las ganancias personales y el 10% de Impuesto al Valor Agregado (IVA). "Los costos laborales, impositivos y energéticos son considerablemente inferiores", remarca Carlevaro.

En los últimos 10 años, el país creció sostenidamente. Con una inflación por debajo del 5% anual, el Producto Bruto Interno (PBI) aumentó un 4,8% en una década y se proyecta que crecerá en torno al 3,8% anual hasta 2023, según datos oficiales. "La estabilidad institucional propició el crecimiento de la economía, posicionando al país como una interesante opción para invertir en diferentes sectores. Además de argentinos, Paraguay está captando mucho la atención de otros países limítrofes", indica Bonetti. Carlevaro coincide con ella y acota que buena parte de los uruguayos está sacando la residencia paraguaya.

El sector de la construcción aumentó desde 2015 un 30%. Los barrios de Asunción con mayor rentabilidad son Ycuá Satí, donde los proyectos incrementaron un 203%, y Luque, con una suba del 190%. 

El mercado residencial, de oficinas corporativas y centros comerciales son los productos inmobiliarios con mayor auge. De acuerdo al socio de BKM, se puede obtener entre un 9% y un 11% de renta anual. Además, hay una oferta de financiación a 10 años para extranjeros que deseen comprar un inmueble, tanto en pozo como en entrega inmediata.

Con valores del metro cuadrado construido que oscilan entre u$s 1000 y u$s 1500 en Asunción, la oportunidad se presenta hoy en viviendas destinadas a la clase media, en lugar del segmento ABC1. "Aunque los complejos de lujo se multiplicaron recientemente, si se quiere obtener una renta anual elevada lo mejor es orientarse a construcciones de menor categoría para jóvenes que aspiran a comprarse su casa propia. En estos casos, el precio de la superficie sale la mitad que el de los emprendimientos más elitistas, donde la cotización promedia los u$s 2400", explica Carlevaro. 

El dato no es menor si se tiene en cuenta que el 66% de la población tiene menos de 35 años y más de la mitad de este segmento etario se concentra en Asunción. "Ascendió el poder adquisitivo de la clase media-alta, conformada mayoritariamente por jóvenes profesionales. En esta situación, hay mucha liquidez", destaca el socio de BKM.

De acuerdo a los analistas, también existen oportunidades en agronegocios, infraestructura pesada (como líneas de transmisión y rutas) y la industria financiera (en casas de bolsa y fintechs), además de las oportunidades de negocios que se presentan en real estate.

No existen trabas para invertir en Paraguay, apuntan los especialistas. "Los inversores extranjeros recibien el mismo tratamiento que los inversores paraguayos, dado que las leyes nacionales protegen las inversiones extranjeras", afirma Carlevaro. No obstante, para ser miembro del directorio o síndico de una empresa se necesita ser residente o nombrar a otra persona que haya nacido en Paraguay o cuente con la residencia. "Sacarla es un trámite sencillo. Se hace en la Dirección General de Migraciones. Hay que presentar el documento de identidad del país de origen acompañado de la constancia de ingreso al país, el certificado de nacimiento, la constancia de estado civil (el certificado de matrimonio, la sentencia de divorcio o el acta de defunción) y el certificado de antecedentes penales.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: