Qué piensa hacer el Gobierno para que el dólar blue no pase de $ 300

El nuevo equipo económico de Sergio Massa tiene que evitar a toda costa que el dólar blue y los financieros pasen la barrera psicológica de los $ 300, que se amplíe la brecha. También persiguen calmar las expectativas inflacionarias, que crecerán tras el dato del IPC de julio y los pronósticos del REM.

Image description

Este jueves, luego de que a las cuatro en punto de la tarde el Indec de a conocer el dato de la inflación de julio en torno del 7%, el BCRA subirá nuevamente la tasa de plazos fijos, que hoy están en el 61 por ciento. 

Inflación

Esa tasa es la que se mueve hoy frente al pronóstico de inflación para el año de 90,2% que arrojó para 2022 el REM del Banco Central. Incluso, entre quienes mejor pronostican esa variable para el corto plazo (TOP-10) esperan en promedio una inflación de 94,7%, lo que equivale a 15,4 puntos mayor a la encuesta de junio (ver aparte).

En el nuevo gabinete económico reconocen una gran aceleración de la inflación en los primeros 20 días de julio, tras la renuncia de Guzmán, pero también tranquilizan con que los últimos días del mes aflojó, por lo que estarían viendo una alza de precios de entre el 6,8 y el 6,9%, que de todas formas es una cifra altísima, aunque menor del 8% prevista con anterioridad.

En el Frente Renovador son conscientes de la importancia de subir fuerte tanto la tasa del Tesoro como la de las Leliq para impedir que el dólar financiero y el blue pasen el techo psicológico de $ 300 y se ensanche aún más la brecha cambiaria.

Reservas, bajo la lupa

En la consultora Delphos alertaron que las ventas del BCRA acumuladas desde julio alcanzan los u$s 2000 millones, dejando a las reservas en el menor nivel desde la firma del acuerdo con el FMI. 

"Las reservas netas no superarían los U$S 1000 millones, lo que hace más urgente el ingreso de los dólares anunciados el miércoles. Es clave que la próxima semana el BCRA logre saldos positivos en el mercado de cambios y se interrumpa la firme tendencia negativa", alerta Delphos.

En Equilibra sostienen que las reservas netas desde que renunció Guzmán se redujeron la mitad pasando de u$s 4723 a u$s 2228 millones.

"Lograr el anticipo de exportaciones no será sencillo, pues pocas empresas tienen la capacidad de conseguir préstamos comerciales en moneda dura. El REPO es una operación compleja que requiere tiempo y además exige un colateral (bonos soberanos en moneda y ley extranjera) cuya cotización está por el suelo".

La certeza entre los economistas massistas es la de subir la tasa de política monetaria del Central no tanto en base al dato de inflación de julio, que según confiesan 'ya está jugado', sino por el aumento de las expectativas mensuales de inflación del REM de acá a fin de año y por la dinámica del MULC y de la brecha cambiaria.

Repo limitado

De hecho, el máximo monto que se podría obtener del REPO sería entre u$s 1500 millones y u$s 2000 millones, pues no hay tantos bonos para aforar.

Al gabinete económico le gustaría ejecutarlo a fines de agosto o principios de septiembre, siempre que cierren condiciones y los trámites legales.

Lo que sí volvieron a descartar fue aforar acciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, ni ponerlas en venta, ya que hay una ley que lo impide, por lo que debería pasar por el Congreso y ponerse de acuerdo oficialistas y opositores para vender las acciones, que hoy están a precio de remate.

"Misión imposible", aseguran fuentes oficiales, sabiendo que nadie querrá ponerle la firma.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: