Telefónica busca socios y reagrupa operaciones en la región

El grupo informó que creará una nueva empresa con sus unidades latinoamericanas, entre ellas la Argentina, pero excluye a Brasil, uno de sus cuatro mercados clave. Busca reducir la exposición del grupo a la "volatilidad macroeconómica y cambiaria inherente" a la región

Image description

En el marco de su reestructuración, Telefónica anunció que separará todos los negocios de América latina, excepto Brasil, en una nueva empresa, con un equipo al mando específico, diferente al del resto del grupo, que tendrá como "objetivo fundamental la atracción de inversores y la obtención de potenciales sinergias con otros agentes de los mercados, con una filosofía de garantizar y maximizar el servicio que le ofrece a sus clientes". Entre esos mercados se encuentra el argentino, donde opera bajo la marca Movistar. 

La empresa informó, además, que se centrará en cuatro mercados clave: España, Brasil, Reino Unido y Alemania. Y, también, que creará dos nuevas compañías: Telefónica Tech y Telefónica Infra. 

La nueva unidad que nuclea a los países hispanos de América latina, Hispam, estará liderada por Alfonso Gómez, actual responsable de Hispam Norte, “que cuenta con una gran experiencia en el sector telco en el mercado latinoamericano”. Gómez fue el responsable de la reciente operación de red en México, donde cerró un acuerdo con AT&T para utilizar su infraestructura y ganar eficiencia; también, fue quien vendió los negocios de la compañía en países de Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá y Nicaragua) a principios de este año y de la reestructuración de Colombia Telecom, en la que fue el CEO. “Alineado con la nueva estrategia, esta unidad dependerá de la Dirección General de Finanzas y Control de Gestión, liderada por Laura Abasolo”, destacó la compañía.

La empresa española analiza así varias opciones para la Argentina y otros países de la región: aliarse a otros jugadores del mercado, el ingreso de potenciales inversores a la compañía o, también, la venta de filiales. Brasil queda exceptuado de esta unidad, ya que es uno de sus cuatro mercados clave.

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica

“Con este spin-off operativo” de los negocios en América latina, excepto Brasil, “Telefónica inicia una revisión estratégica de su portafolio en Hispam con el doble objetivo de modular la exposición a la región, al tiempo que se crean las condiciones para maximizar su valor vía crecimiento, consolidación y posibles operaciones corporativas", informó la empresa. 

“La historia de nuestra compañía no se entiende sin la apuesta desde hace 30 años por Latinoamérica, que ha hecho de Telefónica una compañía mejor. Siempre hemos mostrado un fuerte compromiso por la región, incluso en sus momentos más difíciles”, sostuvo José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, a través de un comunicado.

“Nuestras operaciones en Latinoamérica eran hasta hace unos años el motor de crecimiento de la compañía. Sin embargo, las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de los negocios, mermando su contribución en los últimos años por distintos motivos y a pesar de los enormes esfuerzos de los equipos locales, que siempre han mostrado un fuerte compromiso”, agregó.  Ante esta realidad, dijo, se crea la nueva unidad, con un equipo específico y separado al resto del Grupo, para atraer inversores y obtener “potenciales sinergias” con otras empresas. Así, dice la empresa, busca reducir "la exposición" del Grupo a "la volatilidad macroeconómica y cambiaria inherente" a la región.

En el mismo anuncio, informó que creó dos nuevas empresas: Telefónica Tech y Telefónica Infra. La primera reunirá "a los negocios digitales con alto potencial de crecimiento": IoT (Internet de las Cosas), Big Data y Cloud. Estará a cargo de José Cerdán, hasta ahora responsable del segmento B2B. El grupo espera que esta unidad se la que le genere la mayor parte de ingresos adicionales.

En tanto, Telefónica Infra concentrará las participaciones accionarias de la empresa en infraestructura de comunicaciones, siendo su principal activo Telxius, con el 50,01%. Su CEO será Guillermo Ansaldo, bajo la supervisión de Ángel Ávila.

Por último, la empresa redefinió su centro corporativo, para que sea más "ligero y ágil" al implementar los cambios necesarios para dar mejor servicio a clientes, aprovechar escalas y sinergias del grupo.

"La implementación de todas estas medidas permitirá, entre otros efectos, más de 2.000 millones de euros ingresos adicionales, y dos puntos porcentuales de mejora del margen de flujo de caja operativo en 2022".

En el último tiempo, la empresa había anunciado varias medidas con el objetivo de mejorar su valor en Bolsa. Hace unas semanas, aprobó retiros voluntarios o prejubilaciones en su filial española, que implicaron la salida de 2.600 empleados del grupo. También anunció que comenzará a vender 50.000 torres de telefonía móvil a su filial Telxius o a otros grupos del sector como Cellnex, para mejorar su valor. En este contexto, la semana acordó con AT&T para dejar de usar su red propia en México y pasar a usar la de su rival estadounidense, para ahorrar costos y reducir su deuda.

En los primeros nueve meses del año, su beneficio neto sumó 1.344 millones de euros, un 50,6% menos que en igual lapso de 2018, como consecuencia de los 1.876 millones de euros de costos de reestructuración. La deuda neta del grupo cerró en septiembre en 38.293 millones de euros, un 8,1% menor a la de un año atrás.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: