Viajes internacionales: la razón por la que muchas agencias suspenden ventas y no toman reservas

Las agencias de viajes mayoristas se cubren de posibles cambios en el dólar turista. Por qué algunas frenaron ventas y otras dejaron de aceptar cobros en pesos y solo admiten pagos en dólares hasta nuevo aviso. 

Image description

Algunos pasajeros no pudieron comprar viajes al exterior en las últimas horas porque muchas agencias mayoristas que trabajan con turismo emisivo decidieron suspender las ventas temporalmente, ante los posibles cambios que evalúa aplicar el Gobierno en el dólar turista. Aunque todavía no hubo ninguna confirmación y las transferencias de comercio internacional funcionan normalmente, por temor a ir a pérdida, otras dejaron de aceptar cobros en pesos y solo admiten pagos en dólares hasta que haya un anuncio oficial.

Así sucedió a partir del fin de semana, luego de que el jueves se conoció la noticia de que podría aumentar el dólar tarjeta, con el objetivo de frenar aún más el drenaje de divisas por viajes para así cuidar las reservas del Banco Central, especialmente en la previa del Mundial de Fútbol de Qatar.

La situación se repite luego de la incertidumbre cambiaria que generó la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía y los cambios de gabinete en julio, cuando las agencias mayoristas tomaron la misma postura. Se trata de los operadores que transfieren al exterior divisas de los servicios que compran los minoristas.

El motivo por el que las agencias mayoristas no quieren arriesgarse

Lo que vuelve a ocurrir en esta ocasión es que buscan cubrirse, al no tener certezas de las condiciones que regirán para el giro de dinero si se eleva la cotización del dólar turista, hoy a $ 262 (surge del tipo de cambio oficial minorista, más el 30% del Impuesto PAIS y el 45% del anticipo de Ganancias). "Preferimos no vender por estos días, porque de esa forma nos aseguramos no perder dinero. Seguimos tomando reservas para que cuando haya definiciones reactivemos la rueda", comentó el ejecutivo de una firma mayorista.

Otras, frente al posible incremento que podría aplicarse en la percepción, avisaron que todos los pagos deben realizarse en dólar billete, al igual que los depósitos y las transferencias, que deben efectuarse en esa moneda. Temen que, ante un posible salto en la alícuota del dólar turista, se produzca un descalce entre la cotización por la que perciben ingresos de sus clientes y la que podría regir a la hora de transferir pagos al extranjero.

Lo mismo podría ocurrir si finalmente se avanza con la idea de que quienes realizan gastos en el exterior compren los dólares en el Mercado Electrónico de Pagos (MEP). Esto provocaría una brecha entre el dólar oficial mayorista ($ 144), precio de referencia mediante el cual perciben ingresos, y el MEP, tipo de cambio al que deberían girar los fondos, a $ 287.

"Lo que sucede es que transcurren entre dos y tres días entre que las firmas mayoristas confirman la venta, cobran, preparan la transferencia y giran la plata. Tienen miedo de que en ese período haya saltos en la cotización, si el Gobierno finalmente confirma en breve alguna de las propuestas que están sobre la mesa. Si se avanza con la alternativa del MEP, el inconveniente será aún mayor, por el gap que se produciría entre que compran los dólares y se acreditan al día siguiente. No quieren asumir el riesgo de no poder fijar precio. Por eso, por ejemplo, hay representantes en el país de ventas de excursiones en Europa que ya optaron por restringirse al cobro en dólares. Buscan salvaguardarse de no caer en esa trampa", explicó una fuente de la industria.

"Estimados clientes: informamos que suspendemos el cobro de servicios internacionales hasta tener precisiones sobre el alcance de las disposiciones que evalúa el Gobierno, aceptando pagos en dólar estadounidense únicamente. Para servicios en la Argentina continuaremos tomando pesos", sostiene el mensaje que envió una firma mayorista a minoristas. "Hasta nuevo aviso, aceptaremos solo pagos en dólares para saldar servicios en el extranjero", comunicó otra, que tiene un peso representativo en la industria.

En el Gobierno, aseguraron que la posibilidad de realizar ajustes en el dólar turista recién comienza a analizarse. Desde el Banco Central, explicaron que todavía no hay ninguna confirmación, aunque admitieron que se encuentran analizando distintas propuestas. 

Mientras tanto, las agencias continúan expresando su descontento porque se sienten perjudicadas por las decisiones del Gobierno. Ya dan por descontado que habrá nuevas medidas, ante la escasez de dólares, la proximidad del Mundial, las operaciones que detectó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) -identificó que de los 541 monotributistas que adquirieron entradas para ir a ver a la Selección a Qatar, 151 no poseen ingresos para justificar la compra de tickets- y los reclamos de varios sectores como el que encabezó la Unión Industrial Argentina (UIA), que pidieron tener prioridad para importar insumos para la producción.

Desde el Gobierno estiman que, con el nivel de demanda actual, el año se encamina a terminar con gastos por aproximadamente u$s 7500 millones en concepto de viajes y consumos con tarjeta en el exterior. Asimismo, apuntan que este éxodo de divisas no se compensa con el ingreso de moneda extranjera proveniente de los turistas que ingresan al país, que en la mayoría de los casos acuden al mercado paralelo para cambiar sus dólares al tipo de cambio blue.

Así las cosas, según las agencias, la implicancia de la 'cuenta turismo' en el déficit del Central es "insignificante", ya que las compras de bienes en el extranjero, la mayoría de ellas en plataformas de comercio electrónico, representan el 75% de los gastos en el exterior, mientras que los consumos turísticos propiamente dicho (pasajes y estadías) significan el 25% restante.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: