Lo malo: en Argentina las ciudades crecen sin orden (lo bueno: estamos a tiempo de enderezar el barco)

Pasó casi desapercibido, pero la semana pasada se hizo en Córdoba el "Metro Lab Argentina", donde se reunieron más de 100 funcionarios y especialistas en desarrollo de ciudades de todo el país. Hablamos con Gabriel Lanfranchi, coordinador esta red de aprendizaje, y mirá qué nos dijo.

Image description

Metro Lab Argentina es una red de aprendizaje que conecta tomadores de decisión, especialistas, referentes y académicos de diversas ciudades del país para aumentar la consciencia, facilitar el intercambio de buenas prácticas y promover la colaboración. La red está a cargo del arquitecto colombiano Gustavo Restrepo.

"Elegimos Córdoba para hacer este encuentro por primera vez en el país, donde durante dos días representantes del sector público, el privado, las ONG y la Academia cuentan sus experiencias. No se trata de casos de éxito porque incluimos fracasos, lo que buscamos es una metodología de aprendizaje entre pares", explica Lanfranchi, que también es director del Programa de Ciudades de CIPPEC.

Los ejes del encuentro fueron tres, relacionados a aspectos ambientales, sociales y urbanísticos:

- Ciudades limpias: donde se tocaron aspectos relacionadas con el medio ambiente, el agua y saneamiento, el aire limpio, el manejo de residuos y prácticas ecológicas que apunten a mejorar las condiciones ambientales y la calidad de vida.

- Ciudades seguras: enfocada en las intervenciones que contribuyan a prevenir la violencia urbana.

- Instrumentos urbanos: donde se reflexionó acerca de la planificación de nuestras ciudades.


¿Es lógico pensar en ciudades inteligentes cuando estamos lidiando día a día con problemas básicos como los baches en las calles o los desbordes cloacales?, preguntamos.
En el país, el 66% de la población viven en los 31 grandes aglomerados urbanos determinados por el Indec, que son capitales de provincia o ciudades de más de 100.000 habitantes. Solucionar el problema en las grandes ciudades es darle soluciones a la mayoría pero para eso debe entenderse que el problema es de la Nación, de las provincias y de las propias ciudades, no sólo de un funcionario de turno", contextualizó.

Y abundó: "Las ciudades no están creciendo bien en Argentina, todas tienen buenas prácticas pero se ha hecho muy poco en ellas en materia de infraestructura. Es hora de pensar en conjunto porque en el mundo hay ejemplos de que mejorar las condiciones de hábitat de una ciudad no es imposible. Hoy dimos un paso inicial en Córdoba, soy optimista de que el país tenga ciudades más amigables con sus habitantes", concluyó. (GL)

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: