“Si hay pobreza, que la gente se vaya al campo”, dijo la Su. Y en el campo, ¿cuesta conseguir gente?

La declaraciones que la diva brindó ante los medios por esos días dieron qué hablar. Y disparan algunas preguntas también. Desde hace tiempo anda dando vueltas la idea de que el sector agrícola-ganadero necesita mano de obra que no consigue, pero... ¿qué hay de cierto en eso? Veamos. 

Image description
Image description

Ante las preguntas de los periodistas Susana Gimenez formuló -inconscientemente o no- una frase que disparó polémicas: “Si hay pobreza, que la gente se vaya al campo”. 

Pero al margen de los comentarios (a favor o en contra) no viene mal preguntarse qué pasa realmente en el sector con la demanda de mano de obra. 
 


Según el último informe (septiembre de 2019) de Fundación FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) la cadena agroalimentaria generó en 2018 3.710.876 puestos de trabajo formales e informales en el país. 

En nuestra provincia de Córdoba solo los principales cultivos (soja, maíz y trigo), la actividad ganadera, avícola y la producción de papa emplean unas 30.000 personas de acuerdo a lo que informó Lucas Giorgi, director general de Trabajo Agrario y Asuntos Rurales de la Provincia de Córdoba

Aunque no hay números oficiales de la demanda insatisfecha de mano de obra la queja de productores y profesionales del sector es recurrente.

“Lo que le falta al campo hoy, por un lado, es gente con oficio a la vieja usanza. Se perdió la casta de personas con conocimiento empírico sobre la producción pecuaria, por ejemplo. Por otro lado lo que falta es gente capacitada para manejar la tecnología que hoy está disponible en el campo”, explicó a InfoNegocios un ingeniero agrónomo del sur provincial. 

Y precisamente con este último punto coincide Giorgi y -a esa problemática- le suma que la capacitación de las personas en estas actividades no es una tarea sencilla.
 


Desde la Bolsa de Cereales de Córdoba validan que está instalada la idea de escasez de mano de obra en el campo. Sin embargo, aclaran que es un tema complejo y muy relativo porque hay que analizarlo por zona. 

Dato: durante una campaña de siembra de soja y maíz que se extiende aproximadamente desde fines septiembre a fines de diciembre un maquinista del sur de Córdoba cobra entre $ 180 y $ 200 limpios por hectárea sembrada (el empleador se hace cargo de los gastos de la máquina, combustible y viáticos). Si es contratado por un contratista y/o productor que trabaja unas 2.000 ha. puede llegar a ganar alrededor $ 400.000 en una campaña que dura poco más de 4 meses. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: