Sobre la reinstalación política de Luis Juez ("sueles encontrar tu destino en el camino que tomas para evitarlo")

Luis Juez es un oportunista y el destino le tiró un centro al corazón del área que el expeorintendente clavó al ángulo por "cadena nacional". Por qué tiene una oportunidad de "volver", pero sin pasar por Córdoba.

Image description

Después de la peor decisión política de su vida (la alianza con Olga Riutort que los dejó cuartos en la pelea por la intendencia en 2015), Luis Juez tuvo una salida decorosa de la escena: la embajada en Ecuador con la que Macri premió su obsecuencia.

Desde entonces sólo interrumpía su exilio político para venir a ver de tanto en tanto al club de sus amores: Talleres. Y aparecía en los medios (una escena que domina como pocos) cuando la tragedia lo convocaba (la muerte de las chicas mendocinas en Montañita y alguna catástrofe en Ecuador que ameritaba su inferencia).

Ayer verificamos aquel adagio que muchos aprendimos viendo Kung Fu Panda: "a menudo encuentras tu propio destino en el camino que tomas para evitarlo".

La heroica gesta deportiva (sí, la adjetivación es exagerada) de Atlético Tucumán en Quito fue la alineación perfecta de los planetas para Juez: no sólo ayudó a concretar la salida del equipo a la cancha superando increíbles vicisitudes, sino que luego fue el mejor vocero de la odisea.

El humorista e imitador Ariel Tarico nos hizo dar una panzada de risas ayer con las desopilantes intervenciones caracterizado como Luis Juez a lo largo de la programación de TN (ver video aquí). Ningún medio nacional ni local se privó de mencionar el tema y reinstalar -de alguna manera- a este político en el exilio.

Después de tantos errores en su carrera política y ¡sobre todo! en su gestión de la cosa pública, es difícil que Juez tenga alguna chance de volver a jugar en la política "grande" de Córdoba.

Pero quizás se abra una gran oportunidad de volver al ruedo político nacional, apoyándose en un genial manejo de las entrevistas, su tonada simpática y sus remates de humor.

Lo mejor que podría hacer Luis Juez por él y su carrera política es mudarse a Buenos Aires. Allí tendría una nueva oportunidad. Los medios lo adoran y aún no saben que -como el escorpión de la fábula- terminará picando y hundiendo a quién lo ayuda, aún a costa de naufragar él mismo. Es su naturaleza. (IB)

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios:

Beatriz Caon
13/02/2017 - 07:40

Dejen de decir sandeces! NO soy juecista, pero considero que su GRAN pecado fue "colocar" a Giacomino, quien SÍ FUE LO PEOR QUE LE PASÓ A CÓRDOBA DESDE QUE LA FUNDARON. Giacomino sí que FUE EL PEOR Y MÁS DESASTROSO INTENDENTE QUE TUVO CÓRDOBA. (Y tuvo el coraje de postularse después nuevamente!!!)