“Agua, salud e internet”

(Por Eduardo M. Aguirre - @eduaguirre) Tim Berners-Lee , nacido en Londres, Inglaterra y físico del CERN, ideó en 1989 las mundialmente conocidas tres W (www). Este señor hace pocos días abrió el Nokia World 2010, evento donde la finlandesa presenta sus novedades (y su visión) y en la oportunidad Tim habló sobre la necesidad de que internet llegue al 100% de la población mundial, lo cual nos viene perfecto para introducirnos en una semana en la cual estaremos cubriendo el San Luis Digital 2010, relevando una experiencia que apunta en ese sentido.

Image description
Image description
La idea que inspiró a Tim Berners-Lee fue que, para usar la web, sólo se necesitase una PC, una conexión a Internet y un navegador, y el científico escribió una propuesta que presentó a sus jefes en el CERN. "Es vago pero muy emocionante", le respondieron sus superiores y entonces Berners-Lee creó una aplicación de Internet: un navegador-editor que interpretase el hipertexto para que fuera compartido entre dos ordenadores a través de la red. Así encontró una carretera por donde circular en la red (los cables), una regulación común (protocolos) y un servicio de comunicación (WWW) que fue efectivo y comprensible. Como te contaba más arriba sucedió hace 21 años y fue el origen de esto que hoy nos une (y permite que esta columna exista). Pues bien, este muchacho (a quien le debemos tanto) brindó una conferencia en la apertura del evento anual de Nokia y cuyo eje central fue la necesidad de incrementar el ritmo de penetración del acceso a internet por parte de la población mundial.

“Me gustaría ver que cualquier persona pueda acceder por defecto a un plan barato de internet. De hecho, preferiría que pudiera disfrutarse de él sin costo alguno”, disparó Tim, quien destacó que sólo un 20% de la población mundial tiene acceso a internet y por supuesto cuestiona que el 80% restante pueda vivir sin una conexión a la red. “Asumo que lo primero que hay que dar a los más desfavorecidos es agua, después salud, pero después llega la web, que además es un valioso instrumento para darles también acceso a la sanidad”, afirmó.

“No ser una parte de la Sociedad de la Información es algo realmente importante”, por ello consideró que “incluso una conexión de bajo ancho de banda desde un teléfono móvil ofrecida de forma gratuita puede marcar la diferencia“ en la tarea de Internet como motor de progreso en todos los ámbitos.

La otra gran preocupación de este pionero inglés está relacionada con la neutralidad en la red, es decir, que las prestadoras del servicio de conexión se abstengan de favorecer al acceso a determinados sitios en detrimento de otros ya sea por fines comerciales, ideológicos o de cualquier tipo. Esta posibilidad alteraría el concepto fundacional de Internet según Berners-Lee, que abundó en ejemplos sobre esta problemática. Una operadora con un sitio de descarga comercial de filmes podría dirigirte a él penalizando la velocidad de acceso a tiendas competidoras. Igualmente podría perjudicar los servicios de llamadas de voz a través de Internet, competidores suyos, para que el usuario pensara que son deficientes técnicamente. Los gobiernos podrían utilizar este recurso para penalizar sitios contestatarios, en fin, serían innumerables los perjuicios, por esto es que resulta necesario impulsar leyes como la sancionada recientemente en Chile que pone en claro las cosas en este sentido garantizando la neutralidad no sólo en beneficio de las empresas y corporaciones, sino fundamentalmente de los usuarios.

Por último el otro tema que le preocupa al creador de la red es la privacidad y aquí (aunque parezca una obviedad) insistió en la necesidad de que se empleen los datos requeridos a una persona para el fin por el que han sido solicitados y no se aproveche su obtención para otros usos, así de simple, así de indispensable (como el agua, la salud y la internet).

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: