Acosta: “Nunca nos pusimos límites”

Con 30 años, Electroingeniería cumplió la mayoría de edad hace rato, pero a nadie escapa que los últimos tiempos fueron bien moviditos para la empresa. Sólo un dato: hace cinco años, cuando nacía InfoNegocios, Electroingeniería era una compañía poco nombrada; hoy, es un referente fuerte en el país e integra el puñado de grupos cordobeses con desarrollo nacional e internacional.
Aunque Osvaldo Acosta, su presidente, dice que nunca imaginó llegar a tener una compañía tan grande (tres mil empleados, varias firmas que integran el grupo y obras realizadas en 22 provincias y cinco países latinoamericanos), también reconoce que nunca, pero nunca supo de límites. Tampoco los ve en el futuro.
En la entrevista que nos concedió para la edición 5to. Aniversario de InfoNegocios, algunas de sus definiciones fueron:
- Hemos perdido empresas valiosísimas como Loma Negra, Minetti... no es lo mismo un accionista que está acá.
- Hay que hacer más salidas hacia el Pacífico como el de San Francisco, en La Rioja y el de Aguas Negras, en San Juan.
- Posiblemente hagamos algún desarrollo inmobiliario fuerte o un emprendimiento turístico.
(La entrevista completa en .pdf aquí – o en versión texto haciendo clic en el título de la nota).

Image description
- Electroingeniería cumplió 30 años, ¿siguen los mismos socios?

- No, comenzamos con Roberto Zamuner y otros dos socios, pero de todos ellos sólo quedo yo y hace 10 años, se incorporó Gerardo Ferreyra. Un dato: todos los socios, los anteriores y los actuales, hemos sido compañeros de la facultad. La amistad viene desde entonces.

- Con unos y con otros, siempre han tenido un perfil muy bajo.

- El perfil bajo es por nuestra forma de ser. Nos gusta salir, andar, ir y venir como cualquier otro.

- Pero hoy es común verlo inaugurar obras junto a presidentes y gobernantes...

- Sí, pero mis amigos son los mismos de siempre, lo que hacía hace 30 años es lo mismo que hago hoy, me divierto con lo mismo, con el paddle, con el truco, el asado, nada ha cambiado en mi vida pese a que la empresa sea mucho más grande. Pero también hay otra cosa...

- A ver...

- No se nos conoció mucho porque Electro, desde que nació, siempre salió a buscar oportunidades. Yo, con mi querido (Citroen) 2 CV salí a recorrer primero todo Córdoba y luego todo el país en busca de negocios. Y a las oportunidades siempre las encontraba afuera.

- Hasta que llegaron las 100 escuelas...

- Claro, cuando ganamos la licitación para hacer las 100 escuelas del gobierno de Córdoba, en tiempos de De la Sota, nadie nos conocía aquí, pero lo cierto es que ya habíamos hecho muchísimas cosas tanto en Argentina como en Uruguay, Bolivia, Paraguay y Perú.

- ¿Electroingeniería y Electroingeniería Icsa son lo mismo?

- No, no tenemos nada que ver. Con Roberto Zamuner, que fue uno de mis socios originales, hicimos una escisión hace 10 años. Él se quedó con la parte industrial (Electroingeniería Icsa) y yo con obras públicas. Hoy, como empresas, no tenemos nada que ver, aunque somos grandes amigos.

- ¿Qué es básicamente Electroingeniería?

- Una empresa de ingeniería y obras. Hay un grupo madre que es Electroingeniería SA y algunas empresas que integran el grupo como Vialco (para la parte vial), Conarsa (para las construcciones termoeléctricas), Genar (para las obras nucleares con la que estamos realizando actividades en Atucha) e Intesar (para las obras eléctricas: líneas y subestaciones).

- Una empresa para cada área.

-Sí, y en Electroingeniería, la empresa madre, hacemos las obras de arquitectura, las obras civiles como las cárceles y las obras de saneamiento como la del San Roque y estamos estudiando obras 10 veces más grandes.

- Y tienen actividades en otros rubros.

- Sí, estamos en la industria vitivinícola en San Juan y La Rioja.

- No me diga que ya tiene vino propio.

- Estamos en eso, estamos pensando en tener una marca propia para salir al mercado. Por ahora con las uvas de nuestros viñedos hacemos vinos para marcas como Graffigna y Callia y pasas para exportar.

- También son parte de Transener.

- Sí claro, junto a Enarsa y Pampa Holding estamos en Transener. Esa operación permitió transferir a socios locales las tenencias de una empresa extranjera en actividades claves del rubro eléctrico en el país.

- Estratégicamente ¿cómo plantea la empresa hacia adelante?

-Vamos a seguir desarrollándonos en todos los frentes que tengan que ver con la ingeniería y la construcción. También en la hidroelectricidad. De hecho en esto estamos participando en la licitación de dos centrales muy importantes: Cóndor Cliff y La Barrancosa, en Santa Cruz, el proyecto más importante después de Yacyretá en Argentina.

- Sería lo primero que harían en el tema hidroeléctrico, ¿verdad?

- Claro, sería nuestro debut. También pensamos seguir desarrollándonos fuerte en Latinoamérica. Básicamente la idea es tener un campo de acción completo y cada vez más grande para tener alternativas.

- Repartir los porotos para tener cómo zafar ante una eventual nueva crisis.

- Exacto, ante una crisis en un lugar o en un tipo de actividad, ponés las fichas en otra de tus áreas. Fijate que obras eléctricas en Argentina no hubo por 15 años y ahora la principal actividad de la empresa es nuevamente la eléctrica.

- Y en los próximos cinco años ¿cuál va a ser el principal foco de actividad?

- Sin duda la energética, el mundo tiene una crisis de energía muy importante. Entonces el desarrollo en esta área es clave, tenemos que hablar de obras termoeléctricas, hidroeléctricas, de energía eólica, de energía nuclear, de hacer energía de la basura, tenemos proyectos importantes al respecto.

- Habla de una crisis mundial pero Argentina parece haberla sentido especialmente.

- La ha sentido como la mayoría de los países, tanto de Europa como de Latinoamérica.

- A todos nos falta energía...

- Es que el mundo ha crecido mucho en los últimos años y -con él- el uso de la energía. Sólo un dato: las dos centrales que estamos poniendo en marcha en Campana y Timbués, que representan casi el 10 por ciento de la energía disponible en el país, van a alimentar los nuevos equipos de aire acondicionado de los últimos dos años.

- Uyyy pero entonces vamos a paso de tortuga...

- Bastante bien la llevamos porque durante años no hubo inversión.

- ¿Argentina usa básicamente energía termoeléctrica?

- Sí, el 85 por ciento de nuestra producción energética es en base a los derivados del petróleo, gas, gasoil y fueloil. Esta ecuación deberá ir cambiando. La energía nuclear es una de las que más se va a desarrollar en los próximos años.

- ¿Piensan hacer obras de gas?

-Sí, estamos licitando obras de gas, la interconexión con Bolivia, el gran gasoducto que está faltando.

- No me habló del parque empresarial que levantan en Córdoba.

- Esa es una apuesta que me entusiasma muchísimo, pero en realidad no es un negocio inmobiliario y no es algo que estemos haciendo para que nos de frutos como empresa.

- ¿Para qué lo hace entonces?

- Para nosotros es crucial que las empresas aporten a su gente y a la región en donde están. Y en tecnología creemos que Córdoba tiene inmensas oportunidades, hay un cluster de empresas muy importante, entonces queremos que estén en un lugar con todo lo mejor para su desarrollo y que el mundo tome a la provincia como un polo importante.

- Mientras tanto ¿no se le cruza entrar en el negocio inmobiliario?

- Sí, posiblemente hagamos algún desarrollo inmobiliario fuerte o algún emprendimiento que tenga que ver con el turismo, lo estamos estudiando.

- En los últimos cinco años todos los sectores económicos crecieron en el país, ¿qué percepción tiene para los próximos cinco?

- La Argentina está en un momento especial por el que da la sensación que por 10 ó 15 años tiene posibilidades concretas de seguir creciendo y mucho. Porque tenemos alimentos y por la tendencia de pensamiento que se ve hoy en la región.

- ¿A qué se refiere?

- Que hoy estamos convencidos de que hay que estar globalizados pero teniendo en cuenta las condiciones propias y regulando cuando es necesario. Que no hay que abrir las puertas a todo el mundo para que entre cualquiera y no tengamos defensas. Por culpa de eso hemos perdido empresas valiosísimas como Loma Negra, Minetti, y le digo algo, no es lo mismo un gerente que representa a un accionista que está en Holanda que un accionista que está acá.

- ¿Qué grandes obras hacen falta en el país a nivel eléctrico?

- Debemos desempolvar proyectos hidroeléctricos muy importantes que estaban en estudio hace 20 años y quedaron archivados por ahí: uno es Cóndor Cliff y La Barrancosa que se está licitando, otro es Chiguilos 2, en Neuquén, otro es Corpus, con Brasil y Garavit con Paraguay. Hay que terminar Atucha II en lo que se está trabajando y mirar con cariño el desarrollo de nuevas plantas nucleares.

- ¿Quiere estar en todo eso?

- En todo en lo que podamos ser competitivos. Además, nos gustaría tener mucha presencia en temas de infraestructura vial en lo que hay muchísimo por hacer. Hay que hacer más salidas hacia el Pacífico, de hecho hay proyectos como el de San Francisco, en La Rioja, el de Aguas Negras, en San Juan. Y tenemos proyectos presentados en la Nación referidos a seguridad vial, y a la ampliación de la autopista Rosario-Buenos Aires.

- Cuando comenzó con esto, ¿apuntó o se imaginó llegar a tener esta magnitud de compañía?

- Miento si digo que hace 30 años pensé que hoy seríamos esto. Veníamos de muy abajo, no teníamos capital, no teníamos apellido, no teníamos antecedentes, nada; pero sí teníamos una cosa.

- A ver ¿qué cosa tan importante tenían?

- La seguridad de que íbamos a desarrollar cosas importantes, porque teníamos la convicción hacia dónde apuntábamos: hacia el país, lo social, la gente y la reinversión. Por supuesto que hoy vivo mejor, pero nada más, somos accionistas y está todo en Electro.

- ¿Siempre apuntó a seguir creciendo?

- Sí, desde el día que iniciamos Electroingeniería siempre supe que podíamos hacer mucho, no teníamos límite, no conocía cuál era el límite y tampoco lo conozco hoy.


Entrevista: Roxana Acotto

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: