El lobby de la industria alimenticia evitó la “leyenda tenebrosa”

Aunque en un primer momento el proyecto de la Ley de Obesidad sancionada recientemente condenaba el uso excesivo de grasas trans y azúcares en distintos alimentos y prevía la inclusión de la leyenda “Consumir en exceso es perjudicial para la salud” en el packaging de dichos productos, algunas diputados “entendieron” que era mejor que esos aspectos se modificaran.
“Los argumentos que usaron fueron que las grasas trans estaban ya incluidas dentro de la normativa del Mercosur y no debían contemplarse en nuestra ley. Eso es mentira. Respecto del azúcar dijeron que no estaba comprobado que sea nociva, lo cual también es mentira. Y como si fuera poco sacaron la etiqueta de advertencia”, nos aclara Alberto Cormillot.
Así las cosas, las grandes industrias alimenticias que producen golosinas, snacks y gaseosas, zafaron del efecto leyenda tenebrosa que reduce el consumo, tal como ocurrió años atrás con la industria tabacalera (ilustración). “Sin embargo, antes que nada, es preferible esta ley”, se resigna Cormillot.