En Córdoba ya hay 70 inversores en los “bonos de la muerte”

Todo arrancó -dicen los que están en el tema- con un jóven enfermo de sida que necesitaba dinero y recibió el consejo de vender su póliza de seguro de vida a un tercero. Así, desde fines de los ’80 hasta hoy, el negocio de “los bonos de la muerte” se ha consolidado otorgando beneficios finales a 5 años de entre un 70 u 80% por encima de la inversión inicial. Una rentabililidad única y sin volatibilidad por tratarse de pólizas de vida cuyo cobro está garantizado por ley en EEUU.
“Hasta el año pasado estos bonos eran vendidos en Córdoba a través de agentes independientes. Hoy, la operatoria de inversiones es a través de un fondo de pólizas del país del norte administrado y custodiado por el Hsbc de Nueva York y lo más valioso de esto es que ahora podés atomizar tu inversión en un grupo de 100 pólizas, cobrando liquidaciones de beneficios cada tres meses”, explica Alberto López Villagra, representante en la Argentina de uno de estos Fondos Internacionales.
Así, con una rentabilidad del 14% anual, Córdoba ya conquistó a unos 70 inversores que llevan invertidos más de U$S 2.000.000 en estos bonos desde el año 2004 y de los cuales, el 50% ya vio los óptimos resultados de esta inversión. Para participar, sólo hay un piso de U$S 25.000.