Este año se venderán los primeros kilos de azafrán “made in Córdoba”

El lugar común dice que es más caro que el oro y algo de eso hay: es que -puesto en el packaging correcto- un kilo de azafrán puede costar unos 26.000 euros.
Y si bien los 80 microemprendimientos cordobeses que se están dedicando al azafrán este año se concentrarán en el cultivo de bulbos (para sembrar más plantas), también harán una primera entrega de azafrán al mercado.
“En esta primera etapa produciremos unos 4 kilos en un packaging muy novedosos y destinado al circuito gourmet -explica Elvio Taddei-; pero para los años próximos tenemos una oportunidad increíble en el mercado mundial”.
Sucede que Irán (que producía 95% del total mundial) quedó fuera del mercado por tener producto contaminado y quedó una inmensa demanda insatisfecha dispuesta a pagar fortunas por este preciado condimento.
Y como si esto no fuera en sí una gran oportunidad de negocio, ahora el Crokus Bank -el organismo internacional que certifica la calidad de estos productos- ha catalogado al azafrán cordobés como de primera calidad.