La factura electrónica impactará en cadeterías e imprentas

La factura electrónica viene sumando cada vez más adeptos. “Las empresas podrán pedir prórrogas de 30 días para adecuarse técnicamente, pero no podrán negarse una vez que la Afip dicte la obligatoriedad de su uso”, señala Pablo Carreño, socio gerente de Netec.
Pero ¿qué pasará con aquellas empresas de mensajería e imprentas que asientan una interesante parte de sus negocios en la impresión y distribución de las facturas “tradicionales”? Diego Waquim, gerente de Operaciones de Mensacad minimiza el impacto pues su negocio -que va desde un camión y 5 trafic a un cadete a pie que hace una cobranza- se asienta en la diversificación de servicios. Gama por su parte, sí se podría ver afectada pues el 80% de su servicio es distribución de trámites administrativos y cobranzas. Desde Printing Continuos, Pablo Moreno señala que “cuando se implemente plenamente, nos va a afectar en un 25%, pues nuestro fuerte son los documentos comerciales. Vamos a tener un impacto similar al que tuvimos con la implementación de las impresoras fiscales”.