La gestión Giacomino se juega todo a la “concertación” (dame y te doy)

¿Cómo hacer muchas más obras de las previstas en el presupuesto municipal?  La respuesta es “concertación público-privada”, el modelo que el equipo de Daniel Giacomino ideó para negociar con los desarrollistas urbanos determinadas excepciones a las ordenanzas de edificación a cambio de mejoras concretas y sustentables en el entorno público de esos emprendimientos.
¿Sergio Roggio quiere hacer un gran desarrollo en los predios que hoy ocupa el holding sobre Bv. Las Heras?  Perfecto, pero que arregle a nuevo el parque Las Heras.
¿Capitalinas va a usar el espacio que correspondía a una calle municipal?  Está bien, pero que diseñe la Plaza de la Capitalidad.
De esta manera, la ciudad sumará obras que no figurarán inicialmente en el presupuesto con fondos que no pasarán por “rentas generales” y -por lo tanto- estarán “a salvo” de los mordiscos del Suoem.
Con este modelo Giacomino quiere “dar vuelta la ciudad”, sumando incluso playas subterráneas bajo avenida Maipú (como en la 9 de Julio de Baires) y -por qué no- hasta el sueño del subte propio.
¿Podrá?