La hora de la razón: ¿quién recompone el diálogo?

En el medio del proceso de expansión económica más importante de los últimos tiempos, el gobierno nacional consiguió meterse y empantanarse en un conflicto cuya dinámica va de mal en peor.
Con la soberbia de Cristina, la levedad política de Martín Lousteau y los impresentables D´Elía y Moyano, es difícil encontrar en el gobierno una figura capaz de recomponer el diálogo.  Quizás sea la hora para que “el malo” Aníbal Fernández (que amenaza con despejar las rutas) deje paso a “el bueno” Alberto Fernández (que pide cordura y se despegó de D´Elía) y hoy mismo empiecen a desenredar esta madeja que el propio gobierno complicó torpemente.
Nada bueno hay al final de un camino con mayor confrontación.