La violencia empieza a crecer en el “cuerpo social”

La reforma al sistema previsional provincial y el recorte a las jubilaciones superiores a los $ 5.000 no son -precisamente- medidas simpáticas para el gobierno provincial ni para los perjudicados directos. Y aunque era esperable una imporante “resistencia” de los gremios estatales y sectores “combativos” afines, no deja de llamar la atención la violencia que los manifestantes pusieron en las calles de Córdoba en la jornada de ayer.
Me parece, siento, que poco a poco la violencia empieza a crecer dentro de la sociedad y me pregunto a dónde iremos por este camino de choques e intolerancias en el que mis derechos (o lo que creo que son mis derechos) justifican cualquier destrozo y agresión.
Las restricciones en las que ingresó el “modelo” económico del gobierno nacional permiten vislumbrar caminos con más estrecheces que abundancias para los próximos meses y años. Resignar posiciones ganadas, no es algo que le guste a nadie. Pero va a ser una situación cada vez más común en lo sucesivo.
Con este grado de violencia “dando vueltas” no se vienen tiempos fáciles. Y menos todavía si nuestros líderes políticos y sociales no ayudan a construir caminos de consenso.