Macroprint se pone de novio con una americana

Contar la historia de Macroprint es como relatar el “american dream”: una pequeña empresa que salta a Baires y en cuestión de 3 añitos pasa de producir 4.000 metros cuadrados de impresión digital… ¡a 40.000!
HP, ni lerda ni perezosa, posó sus ojos sobre uno de sus clientes predilectos y lo contactó con una empresa norteamericana de West Palm Beach (que hace los mismo pero a escala más chica), para que juntos se expandan, bajo la marca Macroprint, en el país del norte.
“Estamos de novios, estamos evaluando y tratando de cerrar con algunos clientes para poder viabilizar las cosas”, explica Enrique Umbert (foto). Y aunque no existe fecha definitiva del desembarco cordobés en la tierra de Micky Mouse, la intención de internacionalizar la empresa está más viva que nunca.
- ¿Por qué HP se ocupa personalmente de estas expansiones?
- Porque somos su cliente Nº 1 de tintas y maquinaria en Sudamérica. Es más: formamos parte de los focus group que realizan en Alemania para determinar nuevos productos y precios.