Quilmes quiere evitar que el consumo se vaya a la lata (mismo precio, más comodidad, pero…)

¿Algo le puede preocupar a Quilmes, el gigante de las cervezas? Sí, que el consumidor se “americanice” y sustituya el envase retornable por la lata. Hoy tiene el mismo precio comprar un litro de Quilmes en botella retornable que dos latitas de Schneider de 475cc o 3 de Budweiser a $ 10.
Si el consumo se pasa a lata, advierten desde Quilmes, será un desastre para el medio ambiente. Las razones.

Image description
Image description
Image description
Image description

Como parte del conglomerado AB InBev (en proceso de unión con SABMiller, además), Quilmes domina con abrumadora comodidad el mercado de la cerveza en Argentina.
Pero sus ejecutivos están alertas: la histórica botella (el porrón) de un litro que va y vuelve 29 veces entre el minorista y el hogar está siendo reemplazada por la lata de aluminio, cuyo componente (importado) es cada vez más barato y práctico.

Así, hoy es tan barato (o caro) tomar un litro de cerveza comprado con envase retornable (antes el rey de los precios) que tres (o dos) latas que son más prácticas, individuales y “con onda”.

Desde Quilmes, Pablo Qerol advierte: hoy las latas en Argentina pueden ser tan baratas porque no pagan todo el circuito de recupero que hay detrás de una botella de vidrio y que son parte de las 90.000 personas que integran (directa e indirectamente), el sistema general de la empresa.

Los datos de la empresa indican que 90% del volumen de cerveza en el país se comercializa a través de envases de vidrio retornables y que las latas sólo representan 4% del mercado. Pero el riesgo está: “hay que defender la industria del vidrio por varios motivos: es una industria nacional, el muy amigable con el medio ambiente y genera muchos puestos de trabajo”.

Según la gente de Quilmes, las planchas de aluminio con que se hacen las latas de cerveza llegan desde fuera ya impresas, inclusive dañando la industria gráfica que elabora 2.800 millones de etiquetas al año sólo para esta compañía (etiqueta, cuello, reverso).

Y como si todo esto fuera poco, redondean desde Quilmes, la lata genera un consumo directo desde ese envase, haciendo que la cerveza pierda parte de su sabor, de la misma manera que un vino no sabe igual si se bebe del pico de la botella o en un copón.

Claro que Quilmes también ofrece latas porque hay ocasiones de consumo donde se impone ese formato, pero es muy distinta su política de precios: hacer un litro de Quilmes con tres latas de 354cc. sale el doble de cara que comprar el mismo volumen en el tradicional porrón.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios:

Roberto Minoletti
08/07/2016 - 15:41

No se considera que las 29 veces que el vidrio se mueve hasta y desde la fabrica, el mayorista y el minorista, cuesta 29 veces el transporte (que en Argentina no es nada barato) en camiones casi siempre muy viejo que contaminan 29 veces el medio ambiente, asi que no me parece que tenga mucho sentido el discurso de Quilmes. Ademas el aluminio es reciclable al 100% a la par del vidrio, solo hay que implementar la cadena, na da mas.

Eduardo Nicolás Drazile
12/05/2016 - 07:50

Señores de quilmes: Entiendo sus preocupaciones por el trabajo, el medio ambiente,la industria Argentina; pero lo que me parece como comerciante es que ustedes analizan también es no quedar fuera del mercado ya que la competencia los esta desplazando con esa promoción ( cuando uno no llega con los números de ventas, llega con ideas ).. <br /> <br />

Mariano Ríos
11/05/2016 - 20:53

Yo trabajé hace 16 años en Compania Cervecera Brahma (antes que se fusionara con Quilmes). En Argentina hay una cuestión cultural con la botella de litro de vidrio. Hay todo un ritual alrededor de la misma, es un especie de mate, donde desde un mismo envase se sirven varios. En Brasil aún en botellas de vidrio de 670 cm, cada uno toma de su envase. En aquel momento se intentaron campañas muy agresivas igualando el precio del litro de vidrio con el litro de lata y la verdad que era dificil cambiar los hábitos. Dentro de los slogans para esto recuerdo "la lata ocupa menos lugar, se enfria más rápido"

10/05/2016 - 18:15

Que sugestivo no hayan incluído en el análisis a las botellitas de vidrio de: 330cm y 500cm (llamada Boca Ancha).

10/05/2016 - 15:49

Señores de Quilmes: Seria interesante conocer si sus hermanos de Brasil ( por poner un ejemplo) piensan lo mismo ya que el 90% de su producción para consumo directo (supermercado) lo hacen a través de latas de aluminio. La política de comercializar cerveza en envase de vidrio tiene una sola verdad y que es un menor costo en detrimento de la calidad (en baja desde hace unos años) y de la comodidad del consumidor. <br /> ¿Nunca se preguntaron porque la corporación AB InBev comercializa en todo el mundo latas de aluminio y acá lo hace en botellas de vidrio? Es el costo, estúpido.<br />

Fernando Saldaqui
10/05/2016 - 15:25

Que bajen el precio de la botella retornable, el aluminio debe ser un costo bastante significativo, en cambio en las botellas solo pasan por un proceso de limpieza y etiquetado, es fácil Sres Quilmes

Horacio Gallardo
10/05/2016 - 13:28

Todo eso sin contar que beber de una lata directamente, sin la adecuada higiene del envase, entraña riesgo de leptospirosis, ya que previo a su venta, las latas se almacenan en depósitos donde es común la presencia de roedores. Ya hubo varios casos. Y obviamente, el daño al medio ambiente, ya que la cultura del reciclaje está lejos (muy lejos) de formar parte de nuestra manera de pensar.<br /> He escuchado publicidad radial y he visto publicidad gráfica promocionando la "conveniencia" de la lata. Creo que ahí también fallan las autoridades de control, ya que si bien no pueden prohibir tal publicidad, deberían al menos obligar a las empresas a advertir al consumidor acerca de los riesgos, a semejanza de los mensajes en los paquetes de cigarrillos.