2021 es el año: Galp terminará en el segundo semestre la primera Crystal Lagoon del interior en Acquavista

Galp Inversiones ya tiene entregados más de 500 lotes de Aquavista, el desarrollo en la Autopista a Carlos Paz que “en el segundo semestre” habilitará la primera (y largamente anunciada) Crystal Lagoon de Córdoba y el interior.

Image description

Luego de un 2020 que supuso más que un desafío para cualquier desarrollista, Galp parece ver la luz al final del túnel, o en este caso agua, ya que la anunciada Crystal Lagoon comienza a tomar forma con la aprobación a finales del año pasado de la importación de la tecnología chilena necesaria.

Así, para febrero el giro de fondos estará completo y la primera Crystal Lagoon de Córdoba será una realidad al fin.

Este es un paso muy importante para la economía cordobesa, según resalta Lucas Zunino, gerente general de Galp, “porque con este contexto favorable para la construcción privada, la concreción de esta laguna de clase mundial va a acelerar y motivar la construcción de las 650 casas, 100 dúplex y 18 torres de departamentos que prevé el conjunto. Eso significa, aproximadamente, 280.000 m2 de construcción o U$S 150.000.000 que se volcarán en inversiones de privados a la economía de la provincia durante los próximos cinco años”.

Pero no es solo Acqua
Además de la concreción de la laguna, Galp ya tiene más de 500 lotes entregados en Acquavista, unos 15 en desarrollo y a futuro se sumarán 10 obras más.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios:

Eduardo Barbera
19/01/2021 - 17:31

Buena propuesta. Ojalá terminen siendo precios que no superen a los pisos con vista al mar en Collins AVE, en Miami, a la altura de las Trump Towers y con gastos comunes acordes con un país que esta lejos de atraer compradores con el poder adquisitivo de los Emiratos Árabes, tal como se observa en otros emprendimientos por ejemplo en Villa Belgrano , que lanzan precios astronómicos, no arrancan nunca y están por años constituyendo el grupo inicial hasta que ponen los pies en la tierra. Eso no lo hace bien ni a los desarrolladores ni a los compradores