Además de curarte, el Privado te pone en forma.

¿Te acordás de Cañadahonda?, ahí justo atrás del Hospital Privado. Bueno, en ese lugar ahora funciona la última adquisición de esta institución: El Club de la Salud, un espacio para todas las edades donde podés hacer fitness, spinning, local con step y con barras, circuit training, free dance, bici libre y aerobox. “Nace como una política de fidelización con los afiliados”, explica Pablo Marzari; pero además de los 45.000 clientes de esta prepaga y de los 30.000 de Ospe (la obra social de los petroleros que el Privado gerencia), el club está abierto al público en general. “Vienen 200 personas entre afiliados y privados”, explica Mariana Salaburu, coordinadora del club. “El beneficio para los propios es un súper precio, porque la intención es fidelizar”, resume Marzari. 

Image description

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: