Ahora quién va a decir “¡Andá a lavar los platos!”.

Según la gente de Cesvi Argentina las mujeres tienen una menor participación en accidentes de tránsito graves: apenas están involucradas en sólo el 3,2%, mientras que el hombre se queda con el 96,8%. Si estos datos se cruzan con la cantidad de mujeres que cuentan con licencia (en Capital Federal es del orden del 34%, pero si se toma todo el país el porcentaje ronda el 25%), la realidad parece decir que la mujer es menos arriesgada que el hombre y por lo tanto su participación en accidentes es mucho menor. Ahora, ¿quién se va a animar a gritar “Andá a lavar los platos?”