Ecipsa abre sus productos a las otras inmobiliarias.

Frente a los más importantes dueños de inmobiliarias de la ciudad, Jaime Garbarsky en persona hizo un mea culpa de algunas de las políticas comerciales de Vallés Villella -el brazo inmobiliario del Grupo Ecipsa- y les abrió buena parte del portafolio de productos para que se sumen a su venta. Del otro lado del mostrador, la oferta se tomó con cautela: “vamos a ver cómo se da en la práctica o si esto es un manotazo de ahogado”, dijo con frontalidad el titular de una inmobiliaria que -como todos en el mercado- sigue atentamente la evolución de los negocios de este desarrollista.