El que apuesta al cospel, pierde.

 “Se van a llevar una sorpresa -alertan desde la Municipalidad-; los que acopian cospeles esperando ganar 25% en pocos días van a terminar en una odisea para recuperar lo invertido”. ¿Cómo y cuándo se dará el golpe a los “especuladores”?