María Antonieta: la clásica casa de té y pastelería renueva su local de Barrio Jardín

(Por Marilina Brussino / Rdf) El café bar inauguró el restyling de su segundo local de Barrio Jardín. La rompe con las viandas y gift box, y no dejan de crecer las reservas en sus dos sucursales. Ahora van por algo fascinante de las grandes ciudades, “el rooftop”.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Hace 10 años, 3 jóvenes socias, Inés, Rosario y Valentina, trajeron un nuevo concepto a Córdoba siguiendo las tendencias neoyorquinas de los cupcakes. Este equipo de mujeres, una diseñadora gráfica y encargada de toda la estética y visual de la marca, otra licenciada en comunicación, y una chef creativa, inauguran en 2010 María Antonieta, el primer cupcake shop de la provincia de Córdoba, en el Cerro de las Rosas. 

Una década después, inauguraron el restyling de su segundo local, en Barrio Jardín, una apuesta fuerte, que viene a acompañar la nueva imagen de los 10 años de María Antonieta Universo Deli, con espacios cubiertos, al aire libre, galería, market, lugares exclusivos para celebrar fechas especiales y un espacio destacado para la cafetería. Y para diciembre, ya prevén estar instaladas en la terraza del Hotel Azur, apostando siempre a lo moderno, y sumando así un punto céntrico de este universo delicioso a Córdoba capital.

Conversamos con las dueñas de María Antonieta sobre este refresh que hicieron a su marca y nos cuentan: “Fue un proceso de varios meses, en donde junto a nuestros arquitectos, Guillermo Cacciavillani y Sancho Díaz Malbrán, buscamos plasmar todo lo que soñábamos. Apostamos a un concepto único y moderno, se trabajó con materiales novedosos y cada una de las piezas se desarrolló a medida. La imagen impactó mucho y logró diferenciarse totalmente del resto de las demás opciones gastronómicas, creemos que por eso se ganó tapas en revistas de arquitectura. Estamos orgullosas del resultado porque, en un momento muy complicado, trabajamos y apostamos por seguir distinguiéndonos”.

Los cupcakes de María Antonieta son famosos en Córdoba, no solo por ser riquísimos, sino también por su presentación; es un producto que lo ves y gusta, entra por los ojos. Los detalles son protagonistas todo el tiempo: la espuma del café, el brunch, el packaging. Nada es al azar, todo es un encanto, como en las mejores “patisserie” francesas o take away americanos. 

-¿Es exigente el cliente de María Antonieta? -Preguntamos. 
-Nunca imaginamos que María Antonieta iba a crecer, pero desde que empezamos su crecimiento nunca paró. Logramos marcar tendencia, no solo en nuestros platos sino también en el diseño de nuestros locales e identidad visual. Y lo más importante que conseguimos, es que un segmento del público cordobés se identificara con la marca y sus valores; es totalmente fiel. En esa fidelidad, también hay mucha exigencia por parte de nuestros clientes, y estamos trabajando constantemente para ofrecerles lo mejor, desde la calidad de nuestros insumos hasta la ambientación de nuestras tiendas y el servicio.

Ellas nos cuentan también que al momento de sacar algo nuevo al mercado “cada producto está pensado y analizado al extremo. El proceso es largo, pero nos encanta mutar, sorprender y estar a la vanguardia. Hay mucho pensamiento, mucha búsqueda y sobre todo muchos viajes gastronómicos, antes de la pandemia y reactivando ahora. Nunca nos quedamos quietas y nos vamos adelantando a lo que puede agradar a nuestros clientes”.

En este largo camino recorrido, el negocio primero ofrecía cupcakes como su fuerte y luego vieron la necesidad de presentar otras opciones además de las dulces para consolidar el concepto de cafetería moderna, a lo que también sumaron muchos platos aptos para consumir a cualquier hora del día y un market donde podés elegir cualquiera de sus productos, ya sea dulces, granola, aceite de oliva y pan de salvado, entre otras cosas tentadoras.

La crisis sanitaria que trajo aparejada el COVID-19 y el cierre obligatorio que vivieron los gastronómicos, las obligó a pensar en algo para atravesar esta situación, es ahí donde los “gift box” fueron una forma de sobrellevarla: “En un contexto totalmente atípico y complicado, nunca bajamos los brazos y nos reinventamos para seguir llevando la experiencia de María Antonieta a la casa de nuestros clientes. Lanzamos las viandas y gift box, con opciones de envío y la respuesta fue increíble. Lanzamos nuestra línea de tortas, en tamaño mini y grande, convertimos nuestros locales en Markets para poder comprar y llevar nuestro ‘Universo Deli”.

Ahora, ya están pensando en Navidad y fin de año, desarrollando nuevas gift box para empresas, catering especial Navidad para eventos corporativos y para disfrutar en casa. A partir del 1 de diciembre, ya estarían instaladas como María Antonieta Rooftop en la terraza del Hotel Real Azur, que no solo será para los huéspedes que se alojen allí, sino para cualquiera que quiera disfrutar al aire libre, como en las grandes capitales del mundo, en pleno corazón de nuestra ciudad, lo que -personalmente-, estoy segura que será un imperdible de Córdoba.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: