Hay un niño en la calle…

Soledad Fanego: “Leí el comentario de Fernando Amor acerca de su travesía en A5 y A7 (ver aquí). Soy mamá de un niño de 11 años que este año comenzó a dar sus primeros pasos solo en la ciudad. Vivo en Cofico y -en teoría- mi hijo debería caminar 1 cuadra, tomar el A10 o el A3 y en 10 minutos estar a metros de su escuela en el centro. Comenzamos viajando juntos y estimando tiempos para llegar a horario y no estar mucho tiempo en la calle (hace dos semanas a las 7.30 era de noche). Luego de 3 semanas del comienzo de clases tenemos la conclusión: si no estamos a las 7 en la parada, no llegamos a las 8 a clases porque los siguientes 4 coches vienen repletos y no recogen pasajeros. Por ahora nos arreglamos, pero en un mes, probablemente sea de noche a esa hora… ¿cuántos de nuestros hijos esperan hasta 45 minutos un colectivo en plena oscuridad?".