Sobre “Algunos ya se animan a llevar su propio vino al restaurante”

Germán Maretto:Íñigo, te cuento que en el año 2000, cuando en ´La nieta ´e la Pancha´ (restaurante del que me desprendiera en el 2006, pero del que guardo hermosos recuerdos y amigos), comenzamos con las degustaciones de vino, también pusimos como alternativa el descorche que mencionás... pero la verdad es que muy pocos, muuuuy pocos, se prendieron en todo el año”.