Una visión escécptica-memoriosa del Cobra

Gonio Ferrari: “Me divierte ver el apresuramiento y la ansiedad de los que ya están en el andén del `Cobra´ tratando de comprar el boleto. Basta de preocupaciones: tendremos el tren bala, como íbamos a tener ese sistema de transportación que desde Córdoba nos llevaría en dos horas a Japón… Ocurre que ahora, cuando las tragedias ruteras generan un escándalo mediático y estadístico, salen los funcionarios desesperados a calmar los ánimos y disipar el clamor popular. Nunca aportan nada concreto, inmediato o coherente. El único mecanismo al que apelan es al anuncio, la integración de una onerosa comisión de estudio o el descubrimiento de alguna piedra fundamental. Para que esto ocurriera, fue penosamente necesario que muriera mucha gente. Seguimos siendo, mal que nos pese, un país de soluciones post mortem. Lo mío no es escepticismo. Solamente se trata de un ejercicio de la memoria… Con cariño, Gonio Ferrari, periodista casi en reposo”.