Leche fluida, en polvo, dulce de leche y ahora también para lactantes (todo de cabra)

Juan Gregorio Ruiz / La Primera
 

Image description
Image description
Image description

La Primera es una pyme láctea cordobesa que basa su producción en la leche de cabra. Concretamente trabajan con 250 productores del norte cordobés que ordeñan sus cabras manualmente (sin estrés para el animal), ejercen el comercio justo y se convirtieron en Empresa B. Hace pocos días fueron ganadores del premio Naves (IAE y Banco Macro) a través del cual incursionarán en una nueva marca: Caprikids, leche de cabra maternizada para bebés con intolerancia a la lactosa u otras patologías alimentarias. Hoy se sienta en nuestra mesa de café Juan Gregorio Ruiz, gerente y representante de la segunda generación de La Primera. ¿Dónde? En el SUM de Cardinales Nuevo Suquía, el emprendimiento de GNI.
 


Soledad Huespe: Empecemos por la historia de La Primera, ¿cuándo nacen?  ¿Cuál es el foco?
Juan Gregorio Ruiz
: Nosotros nacimos en el 2000, nucleando 250 productores rurales del norte de Cruz del Eje, allá bordeando las salinas. El primer desafío  fue empezar a agrupar a toda esta gente que en ese momento  todavía no tenían señal de celular. Después fuimos haciendo esfuerzos de comunicación para poder instalar antenas de Wi-Fi,  para poder extender el tendido eléctrico a todos los productores, ese fue el primer desafío...  Lo logramos y en el 2008  sacamos nuestro primer producto que fue leche en polvo. Y hace poco, en el 2019 sumamos la leche larga vida. Entre medio hicimos varias veces dulce de leche, justamente ahora lo vamos a relanzar y estamos con varios proyectos a futuro, entre esos la exportación. Y este proyecto Caprikids, que fue premiado en Naves Nacional. 

SH: Naves que es el certamen de Banco Macro e IAE, ¿no? 
JR
: Sí, exactamente es un certamen en conjunto del IAE y Banco Macro. Naves federal se hace en distintos puntos a cargo del banco: son 9 sedes en todo el país y de ahí seleccionan 10 proyectos de cada sede para acceder a Naves Nacional, que es el concurso que se hace en el IAE

SH: En cuanto a las unidades de negocio que tienen están; leche fluida, leche en polvo, dulce de leche (que es lo próximo que sale del horno) y leche larga vida… ¿todo de cabra? ¿Me falta algo? 
JR
: Todo de cabra, así es. Son esos tres productos por ahora. Ahora estamos haciendo un esfuerzo para hacer la larga vida en un envase un poco más grande, sale en envase de 200 ml  y queremos hacerla llegar a 500 ml o 750 ml que es más familiar, pero sí, esa es nuestra línea de productos. 

SH: ¿Cuál es la ventaja de la leche de cabra con respecto a la de vaca, por ejemplo?
JR
: Son varias las ventajas de la leche de cabra que traemos al mercado nosotros: porque es una recolección manual de leche residual. ¿Qué significa esto? Nosotros en vez de tener un tipo de trabajo intensivo, como se suele hacer en la mayoría de los tambos de leche, tenemos un trabajo extensivo: las cabras viven libres, los productores mismos ordeñan las cabras todas las mañanas y nosotros hacemos la recolección temprano entre las 6 y las 10 de la mañana, entonces eso le da al producto una naturalidad que es rara para la industria, que es novedosa para la industria, volviendo a un origen ¿no?  A cómo se remontó la industria láctea en el mundo. Entonces eso es una de las principales diferenciales que ofrece la leche de cabra y que proponemos nosotros. La otra es la digestibilidad, el alto nivel de proteínas, los glóbulos grasos más pequeños que hacen que la asimilación sea mucho más fácil, entonces son varios puntos que se pueden detallar.

SH: Y el sabor, ¿cómo es?¿Es diferente que el de vaca? 
JR
: Es diferente. Por ahí la costumbre es tomar más leche de vaca, pero nuestros consumidores están muy contentos con el producto, es un poquito más fuerte el sabor pero se genera un cierto cariño una vez que uno lo va probando y, sobre todo, son muy pocos los casos, pero los que no probaron lácteos antes es mucho más fácil asimilarlo. 

SH: ¿Cómo se hace para mantener la naturalidad de este producto que vos me estás contando y llevarlo a una caja de leche larga vida? 
JR
: Para hacer la leche larga vida lo único que hacemos es transportar la leche desde nuestra planta de acopio en Cruz del Eje a una planta de acá de La lácteo en Ferreyra y se le agrega un estabilizante. Porque la larga vida se hace con un tratamiento de ultra alta temperatura que no lo soportaría la leche sin ningún estabilizante, entonces se le agrega ese único ingrediente, más leche y eso es todo lo que hay dentro de la caja.
 


SH: ¿Ese es todo el secreto?
JR
: Ese es todo el secreto. 

SH: Y respecto al precio ¿cómo es?
JR
: Bastante por encima del litro de leche de vaca, hay que tener en cuenta todos los costos físicos que tenemos en el medio. Normalmente en lo que es industria láctea se hace la recolección en la misma planta, se hace el procesado, la industrialización, el empaquetado y sale directamente a distribución. Nosotros tenemos un gran costo logístico y después trabajamos con Comercio Justo con nuestros productores, entonces pagamos un plus por un producto que tiene un diferencial sensible, y bueno, son distintos aspectos que van sumando a este costo que se hace.

SH: ¿Cuántos litros procesan por mes de leche?
JR: Nosotros procesamos al año 700.000. Es poco para lo que es la industria láctea, pero en lo que es leche de cabra es uno de los procesos más grandes de los que hay en Argentina.

SH: Si no es el más grande, ¿no? 
JR
: Probablemente sí.

SH: Además leí que tienen la particularidad de ser una de las primeras empresas en certificar como empresa B. ¿Cómo llega ese proceso?
JR
: Nosotros arrancamos este proceso en el 2019, nos planteamos validar el impacto que generamos nosotros en esta comunidad de productores de algunas formas, entonces dijimos bueno, ¿cómo podemos hacerlo?, y nos enteramos de lo que es sistema B, un movimiento que fomenta el triple impacto.
 


SH: Acaban de ganar el certamen Naves del Banco Macro con un proyecto muy novedoso, ¿de qué se trata Caprikids?
JR
: Caprikids es un proyecto que armamos el año pasado para hacer leche de cabra maternizada para infantes o bebés de 0 a 12 meses. Entonces, nosotros lo planteamos a través de una idea que tuvimos de Europa. Allá es una leche consumida y es una leche consolidada en el mercado, entonces dijimos “si esto se hace allá, ¿por qué no se hace acá?”. Entonces empezamos a buscar quiénes lo hacían en América Latina y básicamente no hay ninguna empresa que satisfaga esta necesidad, entonces dijimos ¿por qué no lo hacemos nosotros? Pero claro, nosotros somos una empresa que tiene mucho impacto social pero somos una empresa chica, que producimos lotes pequeños y que no tenemos el alcance para hacerlo solos. Entonces buscando visibilidad nos anotamos en Naves y tratamos de utilizar esto para conseguir alguna alianza estratégica o algún socio estratégico para llevar este proyecto adelante.

SH: Que va a ser obviamente leche de cabra, para niños recién nacidos o para lactantes, ¿en qué presentación?
JR
: La idea es arrancar con presentaciones que están en el mercado, como el envase y larga vida de 200ml, sobre el cual nosotros ya tenemos experiencia. Y también con leche en polvo en 400 y 800 gr, que son los envases que normalmente encontrarás en cualquier farmacia.

Escuchá el podcast

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: