El uso de la capacidad instalada industrial alcanzó el máximo nivel desde junio de 2018

Se ubicó en 64,9%, por arriba de los niveles de la prepandemia y más allá.

Image description

LEONARDO VILLAFAÑE

En junio de 2021, la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubica en 64,9%, nivel superior al del mismo mes de 2020, en el que se registró un 53,3%.  El mismo indicador dio para mayo 61,5%.

La comparación interanual,  que exibe una suba de 11,6 puntos porcentuales (p.p.),   está condicionada por el bajísimo piso en el que se sumió el mismo indicador el año pasado, por el parate que afectó a la industria en el contexto de las primeras cuarentenas por el coronavirus. Sin embargo, el dato de capacidad instalada de junio es incluso varios puntos porcentuajes superior al de junio de 2019, cuando fue de 59,1, en el contexto recesivo que experimentaba el sector manufacturero desde al menos el año anterior. 

De hecho, desde el Ministerio de Economía celebraron ante El Cronista el dato adicional de que, en realidad, la utilización registrada en junio alcanzó el máximo nivel desde junio de 2018. 

Según el Indec, los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son industrias metálicas básicas (78,2%), productos minerales no metálicos (74,2%), refinación del petróleo (73,6%), papel y cartón (72,5%) y sustancias y productos químicos (69,6%). Los bloques sectoriales que se ubican debajo del nivel general son productos del tabaco (64,2%), productos alimenticios y bebidas (63,2%), productos textiles (62,1%), edición e impresión (59,8%), metalmecánica excepto automotores (56,0%), productos de caucho y plástico (54,3%) y la industria automotriz (51,9%). 

Desde Hacienda subrayaron que el único sector en baja fue productos de tabaco, que registró una caída de -32,9 p.p. interanual, "ya que en junio y mayo de 2020 había registrado un alto nivel de utilización para recomponer stocks tras el freno de la actividad en abril por el ASPO".

En la UIA, en tanto, advirtieron a este diario que la performance del uso de la capacidad instalada estaba de alguna manera anticipada por los registros que, también del Indec, dio el IPI industrial. "Aunque se miden de manera distinta, suelen ser consistentes uno con el otro", explicaron.

En la central fabril consideraron que el desagregado sectorial muestra datos que reflejan algunos aspectos de estacionalidad más situaciones contingentes y particulares que condicionan las comparativas. Tal el caso del sector químico, que en 2019 tuvo un parate enorme por el apagón energético que hubo entonces, al tiempo que también señalaron, en cuanto al nivel general, que el ultimo mes de mayo ofreció una base comparativa menor como consecuencia de que fue un mes donde prácticamente hubo una semana de días no hábiles. Subrayaron, sin embargo, el dato que exhibe el sector textil, que no registraba los niveles de ocupación de capacidad instalada desde 2017.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: