Los petroleros de estadounidenses rechazan las críticas por la escasez

"No me llamaron", dijo el CEO de Pioneer, el mayor productor de shale, sobre las críticas de los funcionarios de Biden.

Image description

Las fisuras entre los productores de petróleo de los Estados Unidos y la Casa Blanca se pusieron de manifiesto en una reunión de la industria en Houston. los ejecutivos criticaron a los funcionarios que afirmaron que las empresas no hacen lo suficiente para aumentar la oferta.

La Administración Biden, bajo presión en las encuestas por la inflación, buscó formas de reducir los precios del combustible y los altos funcionarios comenzaron a cuestionar por qué las petroleras no aumentaron la producción. Pero, en el Congreso Mundial del Petróleo, este martes, algunos ejecutivos dijeron que el Gobierno no se tomaba en serio su presión por más petróleo nacional, alegando que los funcionarios solo estaban tratando de desviar las críticas después de recurrir a Arabia Saudita y otras fuentes para aumentar el suministro.

"Su primera respuesta fue llamar a la OPEP y pedirles que bombearan más. No me llamaron", le dijo al FT Scott Sheffield, CEO de Pioneer Natural Resources, productor líder de shale. "Y somos el mayor productor del Permian", dijo, refiriéndose al campo petrolífero más grande de los Estados Unidos, que se extiende a ambos lados de Texas y Nuevo México.

David Turk, subsecretario de Energía, dijo anteriormente en el evento que la administración de Biden "no se interponía en el camino del aumento de la producción nacional de petróleo para satisfacer las necesidades energéticas actuales".

Turk, sin embargo, dijo que, si bien las 50 principales empresas de petróleo y el gas que cotizan en Wall Street obtuvieron ganancias de u$s 30.000 millones en el segundo trimestre, "la producción no se recuperó en consecuencia".

Sus comentarios se hicieron eco de los de Jennifer Granholm, Secretaria de Energía, quien en las últimas semanas instó a los operadores estadounidenses a aumentar la oferta mientras los regañaba por sus "enormes ganancias".

En Houston, los petroleros señalaron una razón diferente para la oferta que está por debajo de los picos anteriores: los inversores quemados por años de pérdidas de empresas de shale están exigiendo que devuelvan el efectivo a los accionistas en forma de mayores dividendos y recompras de acciones, en lugar de invertirlo en más producción.

"Creo que (los funcionarios) son lo suficientemente inteligentes como para comprender el contrato que tenemos con nuestros inversores. Es importante dar un buen rendimiento", dijo Sheffield. "No hay forma de que la industria cambie de la noche a la mañana y empiece a crecer de nuevo".

Los ejecutivos dijeron que el llamado del Gobierno para aumentar la producción fue en contra de las políticas que, según la industria, están en desacuerdo con el aumento de la producción nacional de petróleo. Como parte de su impulso climático, la Casa Blanca eliminó un permiso para un gran oleoducto, pausó nuevos arrendamientos para perforar en tierras federales y planteó la idea de prohibir las exportaciones de petróleo crudo.

"El liderazgo en petróleo y gas, de hecho, lo descalifica para ser parte de la administración", dijo John Hess, director ejecutivo de Hess, un gran productor estadounidense.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos bajaron modestamente el mes pasado, pero subieron más de u$s 1 el galón respecto al año anterior. Además de apoyarse en los productores, la Administración Biden anunció planes para liberar 50 millones de barriles de crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo y sondeó sobre la fijación de precios por parte de los proveedores de combustible.

Mike Sommers, director ejecutivo del American Petroleum Institute, el grupo de presión petrolero más grande de los Estados Unidos, dijo: "Creo que lo lógico sería revertir algunas de esas políticas para incentivar la producción, en lugar de intimidar a la gente para que produzca más".

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: