Ternium se reorganiza y su filial argentina es eje de una operación de u$s 1000 millones

Su controlante le ofertó comprarle el 29% que la ex Siderar tiene en Ternium México. También quiere que le transifera la sociedad con la que canaliza una participación en la brasileña Usiminas. A qué condiciones está supediatada la transacción.

Image description

JUAN MANUEL COMPTE

Ternium Argentina recibió una oferta para vender el 28,73% que tiene en Ternium México. La propuesta es por u$s 1000 millones. El comprador, su controlante, Ternium Internacional, que, con esta operación, busca "simplificar su estructura operativa", según informó el holding de productores de aceros planos del Grupo Techint en notas enviadas a los distintos mercados bursátiles.

En forma adicional, la holding también quiere adquirirle a su filial argentina el 100% de otra sociedad controlada, Prosid InvestmentsPropone pagarla por "el valor de mercado de sus activos", es decir, efectivo en cuentas a la vista y acciones ordinarias y preferidas de la brasileña Usiminas. Las pagaría en especie, con acciones de la misma clase y compañía.

"Actualmente, Ternium posee directamente un 71,27% y un 62,49% de Ternium México y Ternium Argentina, respectivamente, y consolida integralmente los activos, pasivos y resultados de las operaciones de ambas compañías", informó el grupo en un comunicado. En el mismo documento, precisó que su filial argentina -la ex Siderar- está listada en Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA) y su principal accionista, al margen de Ternium, es la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), con una participación del 26,43%. "Ningún otro accionista tiene una participación superior al 5%", agregó.

La filial argentina no recibiría los u$s 1000 millones en efectivo por la transacción. La operación, explicó el holding, estaría sujeta a, entre otras condiciones, su aprobación por el voto afirmativo del 95% de los accionistas presentes -excluyendo a Ternium- y la aprobación simultánea por parte de Ternium Argentina de un dividendo por un monto equivalente a u$s 900 millones.

"Esta operación está principalmente dirigida a eficientizar nuestra estructura corporativa", dijo el CEO de Ternium, Máximo Vedoya. "Una estructura corporativa más simple contribuye a una gestión más sencilla de nuestras operaciones y facilita el análisis de nuestro desempeño y resultados por parte de inversores y analistas", agregó.

"Continuaremos buscando oportunidades para agregar valor a nuestros accionistas", completó.

De ser aprobada por los accionistas de Ternium Argentina, se espera que la operación se concrete en el primer trimestre de 2022.

En 2020, Ternium Argentina facturó $ 131.836,56 millones, un 23% más que en 2019. Ganó $ 18.865,7 millones, 70% por encima de su beneficio neto del año previo.

Por sus inversiones en Ternium México, asentó un resultado positivo de $ 5601,5 millones. En tanto, su tenencia en Usiminas aportó $ 592,3 millones.

En nueve meses de 2021, última información contable disponible de la empresa, tuvo ingresos por $ 233.270 millones, un crecimiento interanual del 186%. Ganó $ 98.578 millones, beneficio meteórico desde los $ 4745 millones de resultado neto logrado entre enero y septiembre de 2020.

Por Tenaris México, asentó un resultado de inversiones de $ 158.632 millones. En tanto, registró $ 134,2 millones por su participación en Usiminas.

Ternium aterrizó en México en 2005, tras la compra al grupo Alfa de Hylsamex, el mayor productor de aceros planos de ese país. Pagó u$s 2110 millones por el 100% de las acciones. Junto a Siderar y a la venezolana Sidor -por entonces, todavía en manos del imperio industrial de la familia Rocca-, la nueva adquisición le permitió a Techint consolidarse como el mayor fabricante de ese tipo de productos en toda América latina.

Usiminas, por su parte, es la mayor siderúrgica de BrasilTernium compró su 27,7% en noviembre de 2011. La operación se valuó en u$s 2660 millonesEn los años siguientes, incrementó su participación en esa compañía. En 2014, adquirió otro 10%, en u$s 248 millones. Dos años más tarde, recibió acciones a cambio de una inyección de otros u$s 90 millones. Actualmente, tiene un acuerdo de convivencia con su socio en esa empresa, la japonesa Nippon Steel & Sumimoto Metal Corporation, con la que mantuvo disputas legales.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: