Constanza Isola: “Esta generación a la que pertenezco sin dudas vino a darlo todo en cuestiones de capacitación y servicio al cliente”

Hoy comenzamos un breve ciclo de entrevistas con mujeres que lideran agencias cordobesas. Constanza Isola es una de ellas, y es quien está a la cabeza de la agencia de marketing que lleva su nombre. Te invitamos a leer la entrevista completa. 

Image description


¿Crees que la calidad de la publicidad cordobesa está a la altura de la de Buenos Aires? 

Constanza Isola: Participé como jurada en la Categoría de Redacción en el Festival Internacional de Publicidad Independiente llevado a cabo este año, y, a decir verdad, cuando dieron a conocer las piezas ganadoras a nivel Dirección Creativa y Ejecución en Córdoba existe una calidad muy asemejada a Buenos Aires. 

No haría la diferenciación entre provincias, sino más bien en el tipo de cliente que como agencia tenés en Buenos Aires y en Córdoba, hay una perspectiva diferente en cuanto a inversiones y ejecución, generalizando porque hay excepciones. ¿A qué me refiero con esto? Que a nivel micro desde mi agencia el cliente de Buenos Aires generalmente viene con una perspectiva de inversión diferente al de Córdoba, y no tiene que ver con la calidad del trabajo que se brinda desde la agencia sino más bien con el perfil y la visión del cliente. 

¿Crees que hay igualdad de género dentro de los roles directivos en las agencias? 

CI: Creo que la igualdad de género tiene que ver mucho más con el contexto social en el que vivimos. 

Como todos saben, desde hace unos años la mujer pisa más fuerte en todos los ámbitos de desarrollo profesional, parte por su lucha y también parte de una sociedad que cada vez le da más lugar. 

La realidad es que veo que hay una toma de conciencia por parte de los directivos de agencias (sobre todo por lo que veo y vivo desde ACAP) de brindarnos a las mujeres espacios para mostrarnos y capitalizar nuestro conocimiento, inclusive para ser y ser vistas como directivas. 

Cuando trabajé para agencias no existía esta toma de consciencia, se notaba que los altos cargos eran ocupados por hombres, pero como digo, se trata de un aspecto que va cambiando con la misma sociedad, pasaba en una agencia como en otro tipo de empresa. 

Hablando de otro ámbito fuera de una agencia, me pasó con mis primeros clientes como directiva, que en mis inicios cuando iba a las reuniones embarazada (porque los inicios de mi agencia fueron conmigo embarazada), recibía comentarios muy alineados a que la maternidad te saca de lo laboral. Los empresarios con los que me relacionaba laboralmente veían a una Constanza que cuando naciera su hija iba a dejarlo todo, como si ser madre y trabajar fueran dos aspectos que solo pueden existir de forma separada. 

Me costó mucho como mujer formar un nombre, transmitir el valor de mis servicios y que se me tome en serio a pesar de mi maternidad, a tal punto que en un momento ya tomaba la decisión de ni hablar sobre el tema con mis clientes. Al día de hoy mi hija no puede ser excusa en casi ninguna falta que tenga como profesional. Capaz un hombre dice “hoy no puedo porque tengo que quedarme con mi hijo enfermo”, y no se lo juzga tanto como si la mujer deja unas horas laborales de lado por estar con su hijo. 

Un ambiente laboral es un reflejo de la sociedad en la que estamos inmersos, sin dudas, y nos falta todavía para lograr esa igualdad. 

Así fue como el día que me senté a escribir los valores que reflejaban a Constanza Isola Agencia me propuse a mí misma jamás manejarme con esos pensamientos limitantes que me habían cargado a mi en mi vida laboral. 

Con mi agencia vengo un poco a romper con estos paradigmas, a no hacer lo que no me gustó que me hagan y a crear un mundo mejor desde mi granito de arena en cuestiones de género, primero porque la fundé y la creé desde mis conocimientos y trabajo puro, y segundo porque somos todas mujeres profesionales trabajando en el Work Team (sin querer queriendo se fue dando así), excepto por el Desarrollador Web, y la verdad el grupo humano que creamos es excepcional, estamos muy a gusto con el ambiente laboral. 

Todavía somos pocas las mujeres liderando agencias o equipos dentro de agencias, pero es una realidad donde cada vez hay más mujeres ocupando esos puestos. 

¿Cómo fue el camino para llegar hasta dónde estás? 

CI: Comencé a estudiar Lic. en Publicidad en el 2012, la carrera se había ganado mi corazón porque involucraba todo lo que siempre me había gustado: arte, música, realidad social, expresión, comunicación y estrategia. 

Al año de Universidad, con 19 años ya había logrado entrar como creativa a una agencia de publicidad de Córdoba, luego hice una pasantía en otra agencia muy reconocida de la ciudad, y la profesión me fue apasionando cada vez más, sumado a que siempre el directivo que he tenido al lado (esto es muy clave) validó mis conocimientos y capacidades en lo laboral y siempre me animaron a ir por más. 

Luego de esas experiencias ingresé como Asistente de Marketing en un Concesionario de autos y motos de una marca multinacional y algo me picaba en la mente que no quería trabajar en relación de dependencia, sentía que tenía un techo y quería ir por más. 

Fue así como a los 23 años me animé a dar el salto e ir por mis sueños, me capacité en todo lo que tenía que ver con marketing digital (porque mi Universidad nos dio una muy buena base offline) pero el primer año trabajando fue muy duro. Primero porque pasé un embarazo difícil y al mismo tiempo irme a vivir con mi pareja y todo lo que conlleva formar una familia, y segundo por esta cuestión de género que no quería bajo ninguna circunstancia que mis clientes de ese momento supieran que estaba embarazada por todos los prejuicios que se tienen sobre una mujer embarazada que trabaja… existe todavía ese pensamiento latente de “te tenés que cuidar y no trabajar” cuando estás embarazada. 

Cuando llegó mi hija al mundo hacé de cuenta que me pusieron un motor de propulsión a chorro y de ahí no paré más. Me recibí, seguí con mis capacitaciones y ahí te das cuenta cómo todas las caídas y momentos de frustración tienen todo el sentido del mundo. 

¿La fórmula? Mucho coaching, apoyo familiar y una pareja al lado que me empuja como nadie. Empecé delegando algunos trabajos con una diseñadora freelance (benditos sean los freelancers) y de ahí en adelante todo fue crecimiento puro, buenos clientes (malos también), y mucho ojo crítico para todas las entrevistas y profesionales que contraté. 

Cuando llegó la pandemia experimenté una baja importante, pero esa crisis me motivó a realmente enfocarme en la comunicación de mi propia agencia y seguir adelante, lo cual marcó el segundo salto importante. 

Seguí y sigo delegando en un equipo súper capaz de ejecutar las ideas y las estrategias que vamos delineando para nuestros clientes, y siempre enfocados en brindar una atención de excelencia con quien nos contrata, llevando a la práctica un poco también las capacitaciones que tenía sobre gestión y atención al cliente con el concesionario. 

Hace unos meses todo el camino recorrido se vio materializado en la apertura de la agencia física en el Cerro de las Rosas, algo que si me lo decían hace un año no lo iba a poder creer. 

Hoy trabajamos con clientes de varias provincias de Argentina e internacionales como Canadá, España y Costa Rica, empresas pequeñas, medianas y grandes. 

La verdad, un sueño hecho realidad con mucha disciplina. 

¿Cómo ves el futuro de la publicidad y las agencias en Córdoba? 

CI: El futuro de la publicidad y las agencias es cada vez más cambiante, medible y sin fronteras. 

Cambiante porque lo que hoy conocemos como un medio de éxito probablemente el año que viene sea diferente o surja una nueva herramienta que venga a cambiar el paradigma, lo mismo con los comportamientos sociales, desde la publicidad somos un reflejo de ello y de nuestra lucha cultural como seres humanos. 

Medible porque lo veo como un espacio estratégico, donde las mediciones son cada vez más precisas y podemos determinar nuestro próximo paso con mayor firmeza y precisión. 

Los datos del comportamiento del consumidor vinieron a revolucionar un campo que con el mensaje correcto se pueden lograr grandes resultados para una marca que quizás no tiene un presupuesto estilo multinacional. La publicidad está cada vez más regida por lo que opina y dice la gente, con un usuario cada vez más crítico y con más información que no da lugar a pasos en falso. 

Sin fronteras, porque hoy más que nunca empresas del exterior hacen outsourcing con agencias para contratar sus servicios debido a la interconexión que podemos manejar con las herramientas de trabajo remoto con las que contamos. 

Y esta revolución digital que vivimos también impacta en la educación a la cual uno puede acceder y elegir entre una oferta gigante y mundial de capacitaciones para hacer desde cualquier parte del mundo. 

Si tengo que pensar en claves para tener en cuenta y prevenir el futuro serían: aprender y perder rápido, evaluar datos y escuchar al usuario. 

Veo un mercado en Córdoba en constante crecimiento y desarrollo. Hoy, involucrándome más en el mundo de las agencias, veo solidaridad y networking entre colegas, mucha capacitación y desarrollo para empresas. 

Esta generación a la que pertenezco sin dudas vino a darlo todo en cuestiones de capacitación y servicio al cliente. 

Veo en mi equipo también mucha capacitación, aprendizaje y ganas de seguir aportando más a nuestra provincia, ya que de la única manera que podemos elevar los estándares de la calidad del trabajo que brindamos es a través de nuestro profesionalismo y conocimientos técnicos y prácticos. 

¿Crees que la publicidad será una profesión más paritaria en el 2022? 

CI: Sin dudas. Como dije, las agencias y el ámbito avanzan a medida que avanza la sociedad. La verdad desde el lado de la mujer lo noto como un avance a la paridad porque sé que hay muchas mujeres talentosísimas en el ambiente que pueden desplegarse si se les brinda el espacio para ello. 

Asimismo, cuando fui a la Universidad tengo en mente a mujeres que fueron gran fuente de inspiración para mi y lo que es mi carrera profesional. 

¿Cómo ves que marcas cordobesas con base en Córdoba trabajen con agencias de Buenos Aires? 

CI: Creo que la elección de una agencia por sobre otra de Buenos Aires tiene más que ver con la experiencia del cliente y por el valor percibido. 

Todo se trata de la calidad de lo que se le entrega al cliente y de lo que los potenciales clientes pueden percibir de los servicios de una agencia. 

Está claro que hay marcas que invierten más en comunicación y probablemente estén en Buenos Aires, eso puede darle a una agencia con base allá un portfolio reconocido que genera más valor para que un cliente potencial te perciba como una agencia de calidad. 

Asimismo hay marcas de Buenos Aires que trabajan con agencias de Córdoba, y eso no significa que una provincia brinde trabajos de menor calidad que la otra. 

Todo depende de nosotros como directivos, de la calidad de profesionales que contratemos y capacitemos, y de la inversión fija que destinemos a generar un mejor servicio: porque nunca se alcanza la excelencia, siempre hay cuestiones que mejorar.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: