Boti-K Puro, la empresa cordobesa de cosmética e higiene bionatural (100% de origen vegetal) comienza a exportar a Rusia y Taiwán

“Nuestro hijo tiene intolerancia extrema a los productos de origen sintético. Ante la falta de opciones en el mercado local, decidimos crearlos nosotros mismos”. Con esa convicción llevan adelante la empresa que hoy pisa Europa y Asia. La marca nacida en Los Cocos (Córdoba), desarrolla fórmulas de origen vegetal y amigables con el medio ambiente. 

Image description
Florencia Villamil Delfabro e Ignacio Conde, impulsores de Boti-K Puro.
Image description
Image description
Image description

En el valle de Punilla funciona la usina creativa de Boti-K Puro: allí piensan nuevos productos, materias primas y posibilidades de negocio. En diferentes laboratorios de todo el país se producen y perfeccionan todas las fórmulas con el aval científico. En San Isidro, Buenos Aires, se concentra la logística que permite que el porfolio de la marca llegue a todo el territorio nacional e internacional.

Nació en 2011 de la mano de Florencia Villamil Delfabro e Ignacio Conde. Boti-K Puro es un proyecto pionero en Argentina, que cuenta con una novedosa propuesta de cosmética e higiene bionatural, tomando a la naturaleza como fuente de inspiración y materias primas para desarrollar cada uno de sus productos.
 


A 10 años de aquel inicio, con 200 productos de fórmulas exclusivas desarrollados, consiguieron un crecimiento del 200% en la facturación en los últimos dos años.  “Esto ha sido posible gracias al esfuerzo de todo el equipo, siempre con una actitud proactiva. Parte de la clave del éxito de Boti-K está en contar con una estrategia comercial intensiva, realizando la venta a través de múltiples canales”, explican Villamil Delfabro y Conde

Los productos pueden adquirirse online a través de la tienda de su sitio web –con envíos gratuitos a todo el país– y tiene presencia en más de 300 comercios. El emprendimiento familiar continúa su crecimiento y se proyecta al mundo con exportaciones a Rusia y Taiwán, y con un plan estratégico para llegar a más países en el mediano plazo. 

“Cada nuevo paso que damos en Boti-K Puro tiene mucho trabajo y estudio detrás. La planificación de ventas al exterior también nos dio grandes aprendizajes en cuanto a normas internacionales y la satisfacción de abrir nuevos mercados para nuestros productos que, en muchos casos, también son únicos en el mundo”, cuentan Villamil Delfabro y Conde
 


¿Qué le venden a Rusia y Taiwán?
Entre los productos que comercializan allá están los de higiene (jabones vegetales, jabones fluidos sin sulfatos, bio desodorantes, bio cremas dentales, línea capilar sólida, eco champús, eco acondicionadores); cosmética (bálsamos labiales, eco leches balsámicas, aguas micelares, bio crema antiedad, bio serum facial, cremas faciales, cremas corporales, oleum vegetales orgánicos); y aromaterapia (línea oleum 33, oleum essential premium). 

“Al mirar hacia atrás, hoy celebramos el éxito de haber logrado algo que parecía imposible. Boti-K Puro empezó con un equipo de apenas tres personas y una necesidad por cumplir: poner al alcance de todos productos de cosmética e higiene más saludables, que fueran amigables con el cuerpo y el medio ambiente, generando un impacto positivo en la comunidad”, cuentan Villamil Delfabro y Conde

La historia detrás de Boti-K Puro
La pareja comenzó el proyecto como una búsqueda personal: su hijo Santino, diagnosticado dentro del espectro autista, tiene intolerancia extrema a los productos de origen sintético. Ante la falta de opciones en el mercado local, decidieron crearlos ellos mismos. Empezó así el camino que los llevó a desarrollar fórmulas con activos naturales, extractos botánicos, y aceites vegetales y esenciales. Detrás de cada nuevo lanzamiento hay entre dos y tres años de trabajo. Sus lanzamientos más emblemáticos son el Bio Champú, los Bálsamos Labiales y el Jabón Vegetal.
 


En muchos casos, Boti-K Puro presenta productos únicos, que no tienen competencia en la oferta nacional de biocosmética. Entre ellos están las Leches Balsámicas Vegetales Faciales y Corporales, emulsiones balsámicas formuladas de forma exclusiva con aceites de coco, almendras y sésamo, que mantienen la hidratación de la piel por 24 horas; su Línea Antiedad con ácido hialurónico vegetal, dentro de la que están la Crema Antiedad, y el Bio Serum Facial Ojos y Párpados en versiones gotero y roll on; y las Aguas Micelares, formuladas sobre agua de flores.

Todos los productos de la marca cuentan con el aval de ANMAT. Son libres de petrolatos, testeo animal, derivados de origen animal y TACC. Son aptos para piel sensible, bebés, embarazadas, veganos, vegetarianos, celíacos, y aquellos consumidores que, por necesidad o elección, buscan un consumo saludable. Utiliza conservantes, detersivos y emulsionantes de origen natural y en armonía con el medio ambiente. 
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: