Felices Las Vacas (la marca que todo lo hace vegano) abrirá un centro de distribución en Córdoba

(Por Julieta Romanazzi) La marca de alimentos veganos que busca cambiar la percepción con respecto a la alimentación, ofreciendo productos a base de soja, almendras, avena, quinoa y castañas de cajú -desde leches hasta muzzarella-, planea abrir a corto plazo el primer centro de distribución en Córdoba, y está cerca de exportar por primera vez a Uruguay y Chile. 

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Felices Las Vacas surge de la mano de dos amigos, Roberto y Gastón, que, en una charla en plena ruta, donde se encontraban viajando hacia otra ciudad, se preguntaron si era posible una industria donde los animales no sean tratados como mercancía, y cómo sería un mundo sin explotación animal. Al regreso de su viaje decidieron darle respuesta a ese interrogante y hacer algo al respecto, por lo que encargaron una máquina semi industrial para producir leche vegetal, la cual tardó 6 meses en llegar, y la montaron en una de sus propiedades -un salón de fiestas infantiles en Villa Adelina, San Isidro- ya que no tenían locación para su fábrica. En el transcurso de un par de años (2014-2016) lograron habilitar la fábrica allí mismo y comenzaron a producir leches de soja, almendras, avena, quinoa y castañas de cajú. 

Con los años ampliaron su oferta a yogures y quesos untables, siempre a base de almendras y castañas de cajú, y con estos también les surgió otro desafío, el tema de la distribución, ya que los productos necesitaban estar refrigerados. Y fue por ese motivo que junto con otros dos amigos que apostaban a su idea armaron de cero una distribuidora de frescos. Al mismo tiempo que crecía una empresa crecía la otra, cuenta Roberto Cantoli, director y co-fundador de Felices las Vacas

Al principio todo era fabricado por estos 4 amigos, pero luego el equipo se fue ampliando, y al día de hoy se compone de 100 personas, que realizan su labor desde hace 6 meses en la nueva planta industrial de 2.000 m2 cubiertos, ubicada en Pacheco, desde donde parten 10 vehículos refrigerados para la distribución de los productos. 

Felices Las Vacas hoy cuenta con 40 productos diferentes que fabrican en su propia planta, entre ellos bebidas, smoothies, yogures, untables, dulce de almendras, quesos duros, semiduros, hamburguesas símil carne y símil pollo. Estos productos poseen certificación libre de gluten, certificación vegana y también algunos de ellos certificación Kosher. Pero también la marca cuenta con productos que contienen gluten (como pizza o alfajores), y que son fabricados en otros establecimientos, pero siempre bajo su supervisión y sistema de calidad.

La mozzarella, el queso cremoso (ambos a base de almendras) y las hamburguesas son algunos productos de Felices las Vacas que han tomado protagonismo en el último año, según nos cuenta Roberto. "Es un camino nuevo en el que incursionamos y tenemos muchos planes de seguir expandiendo el de las ¨carnes¨ alternativas”.  

¿Dónde se consiguen? Felices Las Vacas comercializa sus productos en dietéticas de todo el país, y en supermercados específicos; incluso algunos espacios gastronómicos usan sus insumos para brindar platos alternativos a los clientes. 

Planes de la marca a futuro

Para el corto plazo Felices Las Vacas tiene buenos planes, sobre todo para Córdoba, donde tiene pensado montar una distribuidora -la primera fuera de Buenos Aires-, ya que desde la marca consideran que es una ciudad que aún no tienen bien abastecida.

Además la marca está por concretar sus primeras exportaciones a Uruguay y Chile en los próximos meses, algo que recién ahora que se mudaron pudieron encarar, ya que esto les permitió aumentar su capacidad productiva, explica Cantoli.

En cuanto a cantidad de producción, los planes de Felices Las Vacas "son alentadores", en términos de Cantoli, quien expresa que si el país ayuda seguirán creciendo año a año, como lo vienen haciendo desde un principio.

"Si bien la empresa arrancó como un juego utópico de hacer algo al respecto para ¨cambiar el mundo¨, la causa de explotación animal es algo que nos sigue preocupando al día de hoy. Somos 4 amigos que trabajamos, nos divertimos y tenemos la misma ambición de prosperar, profesionalizarnos, generar y contagiar una consciencia, la misma que al comienzo", finaliza uno de los fundadores de Felices Las Vacas.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: