Bell Ville empieza a ganarle a Pakistán.

Mientras los fabricantes “bellvillenses” esperan con ansias la denominación de Capital Internacional de la Pelota de Fútbol en los Juegos Olímpicos 2008 de Beijing, en Córdoba la promesa de Héctor “Pichi” Campana de convertir a esa ciudad en "proveedor oficial", va tomando forma. Hace 10 días los fabricantes cordobeses recibieron el primer pedido de presupuesto de la Agencia Córdoba Deporte. “Antes le pedían cotización a los importadores también, ahora ya no”, comenta esperanzado Ramón Cairo, presidente de la Cámara de Fabricantes de Balones. Los importadores, por su parte, molestos con la decisión explican que desde el gobierno nacional existe una cláusula que les pone un límite en la cantidad: “Ya no podemos traer tantas pelotas de China y Pakistán”.