(No es la inflación), son los salarios, estúpidos.

El dilema no es enfriar o no enfriar la economía, dice Idesa en su último informe nacional. El tema central es que el actual modelo económico entró en contradicción entre tipo de cambio alto y salarios en crecimiento por encima del nivel de precios. En palabras de Idesa: “La inflación es el síntoma de que la política salarial que se viene aplicando no es consistente con el modelo de tipo de cambio real alto. El problema de fondo, más que la inflación, es que el sistema político entra en contradicción cuando defiende el modelo pero no quiere pagar el costo político que exige este tipo de estrategia, que es, mantener los salarios bajos”. (Todo el informe aquí).