Una marca que creció un 300% con su propia receta.

Bowen es una marca de ropa masculina que llegó a Córdoba en el 2003 y desde entonces no les fue nada mal: “hemos crecido un 300% sin hacer publicidad, ni desfiles, sin tener página web y sin ni siquiera contar con un catálogo de colección”, asegura Gonzalo Bello, titular de las tres franquicias que hoy están en Córdoba (Patio Olmos, Shopping Villa Cabrera y Barranquitas Plaza). Las prendas tienen un fuerte sello inglés en su estilo: “colores marrones, verdes secos, grises y muy sobrias, nuestro público en Córdoba es el hombre ABC1 de entre 30 y 50 años”, resume Bello quien además asegura que el “secreto” de su crecimiento está en la atención personalizada a los clientes asiduos, que incluye desde eventos exclusivos hasta presentes de cumpleaños o paternidad como reconocimiento. “Lo primero y lo más importante hoy es la atención y tener el producto en tiempo y forma. Una vez que sale una nueva colección de la marca, nosotros la tenemos en Córdoba ese mismo día o al día siguiente y por supuesto, al mismo precio que allá”, asegura Bello.