Despiden a un municipal y suspenden a seis (habría más cesantías)

(Por Felipe Osman Diario Alfil) El Suoem volvió a perder los estribos. Manifestantes de las Áreas Operativas dieron una golpiza a dos comerciantes y otro brazo de la movilización vandalizó un edificio alquilado por el municipio. El Ejecutivo despediría a uno de los detenidos y suspenderá a seis. Avanzan las investigaciones a cargo de la Fiscalía por los hechos de ayer.

Image description

El Suoem se asfixia solo. El conflicto municipal ha cambiado su dinámica. Ya no hay estrategia. En rigor, el Ejecutivo no la necesita. El sindicato por sí mismo se basta para auto-infringirse todo el daño que necesario para caer derrotado. En el Palacio 6 de Julio sólo necesita guardar el temple y aplicar las sanciones en cuyos supuestos las hordas del gremio caen día a día.

La conducción del Suoem emplazó al Ejecutivo a reiniciar el diálogo que él mismodestruyó, y lo cierto es que ese emplazamiento sólo condiciona al propio sindicato. Tras tres movilizaciones consecutivas (viernes, el lunes y el martes) el gremio ya no logra disimular su desesperación e impotencia y termina gastando las energías que le quedan en legitimar, cada día un poco más, las represalias que el Palacio Municipal decida tomar, además de engrosar los expedientes en los que el fiscal Raúl Garzón sustanciará las investigaciones judiciales vinculadas a hechos de violencia perpetrados por el Suoem en sus protestas.
 


Esto, y no otra cosa, explica lo acontecido ayer. A mitad del Rubicón la suerte está echada, y el Suoem ni da pie ni llega a la otra orilla. La conducción, que se precia de lograr una alta adhesión de las bases a las movilizaciones, en realidad va a la deriva sobre los acontecimientos. No sólo no las convoca, sino que tampoco puede controlarlas.

Muy cerca del “Alto”, adonde históricamente se concentran las Áreas Operativas, dos comerciantes fueron brutalmente golpeados por empleados municipales que participaban de la protesta. Según apuntaron testigos, un joven y su padre salieron del comercio en el cual trabajan porque una bomba de estruendo explotó adentro, y cuando se lo reprocharon a los manifestantes un nutrido grupo de ellos los atacó con salvajismo pateándolos en el suelo.

En Avenida Chacabuco, en otro episodio bastante grave que al lado del anterior parece un juego de niños, otra columna de la manifestación vandalizó un edificio alquilado por el municipio para trasladar algunas reparticiones, entre ellas, la sede central del Registro Civil.

(Nota: algo une a los dos hechos. Con el antecedente del Registro Civil, las Áreas Operativas temen que el Ejecutivo decida también trasladar a las reparticiones nucleadas en Barrio Observatorio. Saben que el predio allí emplazado tiene un valor inmobiliario enorme y que la descentralización consiste, en buena medida, en la desconcentración de esas reparticiones. El temor mal canalizado deriva en estos desbordes).

Las palabras de Beatriz Biolatto, buscando responsabilizar al intendente por los recurrentes raptos de salvajismo del gremio, esconden una confesión: no podemos controlar la protesta. La crisis de representatividad ha roto las cadenas de mando. Los delegados no tienen ascendencia sobre las bases. Ni la conducción sobre los delegados. El regreso de Rubén Daniele no es una estrategia, sino una jugada obligada. Un último recurso.
 


Mientras esto sucede en las manifestaciones del Suoem, el Palacio 6 de Julio toma nota y decide pasar a la acción.El intendente firmó ayer el decreto que dispone la exoneración del agente Nelson Cuello, un empleado de la dirección de Espacios Verdes que el viernes disparó contra la policía con un mortero casero. Además, se dispuso la suspensión de otros seis municipales detenidos en la misma protesta por treinta días, pena máxima que dispone el Estatuto previo a la cesantía.

Todas estas medidas serán también giradas al Concejo Deliberante para que se declare a favor o en contra de ellas. Desde luego, no hay dudas de que el oficialismo acompañará la decisión del intendente. La intención es poner a prueba a las bancadas opositoras, que en mayo defeccionaron retirándose del recinto al momento de votar la reducción de la jornada municipal.

Las investigaciones de la Fiscalía avanzan en simultáneo, y ya fueron requeridas las imágenes de las cámaras de seguridad para descifrar quiénes participaron del brutal ataque a los comerciantes en Barrio Observatorio. Según apuntan desde el Ejecutivo, si la Justicia logra identificarlos correrán la misma suerte que “MorteroCuello, más allá de las sanciones que decida aplicar el sistema penal.

La oferta paritaria cursada la semana pasada, de un 19,2 % para recomponer el salario entre enero y septiembre del 2020, seguirá en pie. El problema es si alguien, dentro del balcanizado sindicato municipal, tiene la autoridad para firmar un pacto y hacerlo cumplir.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: