Síndrome Daniele: Biolatto “pisa” su jubilación

(Por Yanina Passero - Diario Alfil) En junio, la secretaria general de Suoem cumplió con los requisitos para iniciar el trámite administrativo en el municipio. Suena fuerte la versión que la elegida por el histórico referente de los empleados públicos de la ciudad buscará un período más.

Image description

El exsecretario general del Suoem, Rubén Daniele, mantiene vigente su último acto de rebeldía: no presentó la documentación a la Caja de Jubilaciones para comenzar a percibir la pensión de los adultos mayores, con todos los aportes realizados. Explica que fue pasado a retiro injustamente por el intendente Ramón Mestre y afirma que regresará al despacho central de sindicato municipal en calidad de jefe.


Cierto es que sus alfiles realizan gestiones en Buenos Aires para “destrabar” el compendio judicial que impidió a Daniele regresar al gremio seis meses después de que asumiera su delfín, Beatriz Biolatto. Cabe recordar que en junio de 2018, renunció la comisión directiva y se inició un nuevo proceso eleccionario que terminó jaqueado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

El degradamiento ministerial de Jorge Triaca demoró el “plan retorno” apoyado en avales judiciales que consiguió durante la batalla con el jefe del Palacio 6 de Julio que se trasladó a barandillas.

Cabe recordar que La jueza de Conciliación de 1° Nominación, Sofía Andrea Keselman, dictó una medida cautelar sobre el decreto municipal firmado Mestre, que declaró a Daniele en “estado de jubilación” y lo habilitó a presentarse como candidato a las elecciones del Suoem del 12 de octubre 2017.

La jueza Keselman había justificado su decisión: “El peligro en la demora deviene palmario, toda vez que la efectiva aplicación del decreto es susceptible de provocar un gravamen irreparable al actor, ya que al declararlo en estado jubilatorio y disponer su baja actual lo coloca en el riesgo cierto de ser inhabilitado para postularse en las elecciones que se avecinan, con lo que se consumaría la violación al derecho a la libertad sindical, consagrado en el art. 4, inc. e, de la Ley 23.551 (ser elegido), no existiendo otra medida precautoria que pudiera conjurar aquél”.

Pese a la venia judicial, eligieron a Biolatto por temor a una intervención gremial. La vía política marcó buena parte del camino emprendido por Daniele para volver al Suoem. Con Cambiemos no hubo suerte.

Luego de las PASO, el equipo de asesores del sindicalista inició gestiones recientes con adláteres del presidente electo Alberto Fernández, pero con un nivel de sensatez que sorprende, se escucha decir a miembros de la Lista Verde que la situación política del Suoem no es prioridad en el complejo entramado de tareas del nuevo conductor del país. Claramente.

Es altamente probable que un nuevo llamado a las urnas sorprenda a dirigentes y activistas del Suoem antes de que llegue una respuesta a los reclamos de Daniele. Al parecer, ya estarían pensando en algunas alternativas según versiones off the record.

Lo curioso es que Biolatto, como Daniele, a cinco meses de cumplir con los requisitos que emanan de las ordenanzas municipales y leyes previsionales, tampoco cumplió con la formalidad. Huelga decir que el Ejecutivo tampoco tomó cartas en el asunto, presuntamente ocupado en la transición con Martín Llaryora.


La lectura que hacen es una: Biolatto se perfila como futura candidata a la reelección. Hay matices entre quienes la apuntan como parte del plan de Daniele (nuevamente) y otros que observan que la ex referente gremial en Educación tiene aspiraciones políticas propias. La incógnita que se abre es si, efectivamente, la dirigente logró su independencia de quien la ungió. Dudas.

Como sea, la interna del Suoem es uno de los frentes con los que deberá lidiar Llaryora el año que viene. La campaña electoral interna y la disputa por la renovación gremial generarán un clima especial para el nuevo inquilino del municipio.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: