Nos hemos propuesto crecer un 15% en términos ponderados

Ércole Felippa / Manfrey

Image description
“En volúmenes de kilos de productos vendidos, estamos en un 20% por encima del 2019”.
Image description
“Hemos trazado el Plan Manfrey 2025 con foco en la línea de frescos”.
Image description
“Por mis características puedo ser mucho más útil en el mundo empresario que en el mundo de la política”.

La industria láctea en Argentina siempre formó parte de un mercado altamente competitivo y muy sensible a la variable precios. Ércole Felippa, presidente de la Cooperativa Manfrey y cabeza también del Centro de la Industria Lechera se sienta en la mesa de café del piso 34 de la Torre Capitalinas. Analiza el sector, anticipa las novedades de su empresa y repasa su vida política. 

Íñigo Biain: Empecemos hablando de rótulos, ¿cómo se define más Ércole Felippa? ¿Un empresario, un hombre del mundo corporativo? ¿Un hombre de la gremial empresaria? ¿Qué sos?

Ércole Felippa: Me veo como un hombre apasionado por la creación de valor, la creación de riqueza y la producción. Diría que básicamente soy un hombre que se apasiona por todo lo que tiene que ver con la producción.

IB: Quizás en vos se resuma el puente ideal entre el mundo cooperativo y una forma de mirar la economía sustentada en el bien común y el mundo privado, que no se excluyen, aunque a veces puedan estar en tensión, ¿no?

EF: Sí, si bien mi cuna empresaria es el movimiento cooperativo, mi viejo fue un dirigente de cooperativas -contador de cooperativas-, yo provengo del mundo cooperativo, estoy convencido de que sigue siendo una herramienta de gestión empresarial realmente muy poderosa. Ahora, si al mundo cooperativo no le ponés gestión y eficiencia, y no se entiende que así debe ser, no tiene ninguna sustentabilidad en el tiempo. Y muchas veces se mal utiliza la figura de la cooperativa dándole un carácter social, que de hecho lo tiene, pero que no termina cumpliendo el rol que debe cumplir. Y si nosotros vemos lo que ocurre en otros países, la producción primaria básicamente, la industria láctea y la producción de granos, las principales industrias lácteas del mundo son cooperativas. Ves lo que pasa en Estados Unidos, la cuna del capitalismo, donde las principales industrias lácteas son cooperativas. Lo que pasa en Australia y Nueva Zelanda, donde también las principales industrias lácteas son cooperativas también. Para mí el concepto de eficiencia es fundamental, pero muchas veces ese concepto no se entiende o se cree que si sos cooperativa hay muchas cosas que no hay que tener en cuenta y no es así.

IB: Has vivido estos ciclos de la economía argentina, ahora que ya promueven cortes de carnes con precios regulados, en cualquier momento le toca a la leche de nuevo, si es que no le tocó. ¿Cómo estás viendo el año? Has visto este ciclo varias veces...

EF: Sí, son cosas que ya se han demostrado, sistemáticamente, que no generan ningún resultado. Es más, generan el resultado exactamente opuesto al esperado. Yo en estos últimos tiempos en mi condición de presidente del Centro de la Industria Lechera, he tenido reuniones con distintos funcionarios del gobierno. Nosotros como sector lácteo estamos comprendidos dentro de los precios máximos y precios cuidados. En lo que se refiere a precios máximos en todo el 2020 hemos tenido solamente autorizaciones de aumento del 5%, cuando sabemos que todos los costos (mano de obra, insumos, materia prima) han aumentado entre un 35 y un 40%. La materia prima nuestra, que es la leche, se produce en tierras donde se pueden hacer otras actividades. Entonces plantear un desabastecimiento en el corto plazo es inviable porque las vacas producen leche todos los días del año, las vacas no saben si hay crisis o no, vos le das de comer y te producen leche. Esa leche es un elemento altamente perecedero, hay que industrializarlo y comercializarlo. Pero en el mediano plazo (6, 7 meses o un año)  cuando el productor ve que lo que está haciendo no es rentable, primero empieza con cambiar las condiciones de alimentación de su ganado produciendo menos. Después empieza reemplazando parcelas en su campo, destinadas a producir alimentos, para producir granos o hacer ganadería. Y después directamente vende las vacas y se dedica a otra cosa. Y eso es una de las causas que explica por qué Argentina desde hace 20 años produce el mismo volumen de leche. Nosotros vemos que en Brasil todos los años crece la producción y ya está cerca del autoabastecimiento de productos lácteos y en algunas épocas del año tienen saldos exportables y nosotros seguimos todavía con 10.000, 10.500 millones de litros, que es la misma producción que teníamos hace 20 años. Entonces pretender que haciendo lo mismo, se generen resultados distintos… ya lo decía Einstein...

IB: Hablemos de Manfrey, ¿en qué ramas de productos están y cómo están timoneando estos cambios de hábitos de consumo ante la leche? 

EF: Indudablemente esta pandemia va a producir cambios y el mundo ya no va a ser más el mismo. Y en los primeros meses de pandemia, cuando la gente tenía mucha incertidumbre, se notó un incremento en la demanda de algunos productos, al estar más tiempo en la casa, se incrementó mucho el consumo de crema y dulce de leche. Si bien no es que después con el tiempo eso siguió creciendo, el consumo sigue manteniéndose alto. De todos modos, nosotros estamos poniendo mucho foco en la línea de frescos: postres, yogures, este año hemos lanzado al mercado la línea Delicious, que si bien técnicamente es un yogur, es más parecido a un postre con un sabor a lemon pie y tiramisú, que anduvo muy bien. 

IB: ¿Y para eso se necesitan nuevas líneas de producción?

EF: Dentro de nuestros planes para este 2021 queremos ampliar la capacidad  de producción de frescos, porque más allá de ampliaciones que hemos hecho el año pasado en cuestiones más pequeñas, esas ampliaciones ya fueron absorbidas este año. Con lo cual este año las ampliaciones son de estructura, o sea de edificios. Terminamos de cerrar una estructura Astori de 1.200 metros para la ampliación de la nueva planta de yogures y postres.

IB: ¡Algo se invierte todavía en Argentina!

EF: Ni en los peores momentos hemos dejado de invertir. Creemos que aún en los momentos más difíciles aparecen oportunidades. Incluso te diría que hemos cerrado un 2020 con un crecimiento importante en el nivel de facturación respecto del 2019, no lo midamos en pesos por el efecto inflación, pero en volúmenes de kilos de productos vendidos, estamos en un 20% por encima del año pasado. 

IB: ¿Y la rentabilidad cómo se movió?

EF: La rentabilidad es buena, pero cuando en un año difícil vos creciste en mercado y saliste equilibrado, es negocio. 

IB: ¿Y para este 2021...? ¿Seguirán subiendo sobre ese escalón? 

EF: Hemos trazado una hoja de ruta, la llamamos Plan Manfrey 2025 y hemos puesto mucho el foco en la línea de frescos. Y nos estamos planteando seguir creciendo en frescos (yogures, postres, crema, leche fluida y dulce de leche; a la leche larga vida también la tenemos como “fresco” más allá de que es un producto no refrigerado). Para la leche larga vida inauguramos la planta en el año 2018 y en el 2019 ya tuvimos que cambiar la línea porque quedó chica...

IB: ¿En qué volúmenes de kilos puede andar el crecimiento de este año?

EF: Nos hemos propuesto crecer un 15% en términos ponderados. Siempre poniendo el foco en la línea de frescos.

IB: Muchas veces sonó tu nombre como candidato a gobernador…. ¿había algo?

EF: Sí, durante algunos meses fui precandidato. La verdad fue una experiencia interesante, como aprendizaje fue muy bueno porque me permitió tener una mirada, incluso con muchos preconceptos que tenía en ese momento. En esa época yo terminaba de ser presidente de la UIC y no sabía cómo me verían yendo a visitar por ahí barrios más populares y la verdad es que quedé gratamente sorprendido. Porque hablar con la gente y que te digan “la verdad que nos venga a visitar alguien que venga de la producción y del trabajo, nosotros no queremos planes sociales, queremos trabajo”. Y eso me hizo un click y como experiencia para mí fue muy enriquecedora… Si me preguntaras si volvería a serlo, te diría que no...

IB: Eso te iba a preguntar...

EF: No, pero sí creo que los empresarios deben involucrarse en política. Y fijate que hace poco asumí la presidencia del Centro de Industria Lechera y si bien los períodos son de dos años, siempre en ese sentido traté de ser muy prolijo. Tener las cosas separadas porque si vos estás en una actividad gremial empresaria, no podés estar, al mismo tiempo, involucrado en un partido político. No digo que como empresario no lo tengamos. Obviamente sí, y está bien que así sea. Pero me parece que no hay que mezclar las aguas. Es más, yo en ese momento que fui candidato, si bien había terminado mi presidencia en la UIC, seguía estando como vicepresidente, entonces pedí licencia para que mi situación como candidato no tuviera nada que ver con la UIC. Pero muchas veces vemos que dirigentes empresarios ocupan cargos en cámaras empresarias al mismo tiempo y entonces queda todo mezclado y no se sabe si se opina como integrante de una cámara o como diputado o legislador. En eso siempre traté de ser muy prolijo. 

IB: ¿Y no te llama el mundo legislativo?

EF: No, por mis características y condiciones puedo ser mucho más útil en el mundo empresario, en el mundo de la producción, que en el mundo de la política. Creo que no debemos renegar de la política, si bien es cierto que hay malos políticos como hay malos empresarios, y si realmente queremos revalorizar la política, que es fundamental como herramienta para los cambios que pretendemos, creo que hay gente que puede aportar mucho más que yo. 

IB: La última: yo creo que la inflación en este año va a estar en el 51%, ¿vos qué decís?

EF: Sí, va a estar en el orden del 50%.

Escuchá el podcast, donde más te guste:

Spotify

Anchor

Apple Podcasts

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: