Vamos a llegar a tener 12 edificios en ejecución

José Luis Acevedo / Grupo Canter

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Con gran claridad conceptual, José Luis Acevedo, socio de Grupo Canter, la desarrollista que cuenta con 600 colaboradores, analiza el escenario actual de la empresa y se proyecta al 2021 asentado en tres grandes productos: edificios; condominios y barrios reserva. Hoy, en el piso 34 de la Torre Capitalinas, Íñigo Biain se toma un café con uno de los desarrollistas más jóvenes de la escena local.

Íñigo Biain: ¡Ya conocés la propuesta! Pararnos acá, en lo más alto de Córdoba, para poder mirar más allá. ¿Qué trae entre manos Grupo Canter para el 2021?

José Luis Acevedo: El desarrollismo tiene la particularidad de que para poder pensar y ejecutar proyectos necesitamos muchas aprobaciones y no es fácil disociar lo que imaginamos del futuro con el peso de las dificultades para obtener esas aprobaciones. Eso funciona como una especie de freno hacia los nuevos proyectos. No obstante eso, continuamos trabajando en las tres líneas de productos que ya tenemos en Grupo Canter: los edificios; los condominios y los barrios reserva. 

IB: Los “barrios reserva” no son loteos convencionales...

JLA: No, la particularidad es que no se vende un lote, sino que se vende el lote y la casa en el mismo sitio. Ya hemos vendido a más de 740 familias. 

IB: Me hablás puntualmente de Reserva Tajamar...

JLA: Sí, fue el primero de estas características. 

IB: ¿Cuántas hectáreas eran?

JLA: Te lo pongo en lotes. Son 1.200 lotes de 480m2 promedio. Tienen escritura y entonces la gente compra su casa financiada a 15 años y al momento de recibirla, la gente se queda pagando una cuota hasta cancelar la hipoteca.  

IB: ¿Y que porcentaje de venta?

JLA: 100%. Tenemos ahora la posibilidad de seguir expandiendo el barrio, seguramente lo seguiremos haciendo. En noviembre, por ejemplo, vendimos 37 viviendas. Así que es un modelo muy exitoso, funciona bien. Ya hay 100 familias viviendo y el barrio ya está consolidado, con toda la infraestructura de servicios, así que solamente nos queda ejecutar.

IB: Hablaste en plural, ¿vendrán otras reservas?

JLA: Seguramente. Porque el modelo de barrio reserva ya ha pasado por una gran cantidad de fases de evolución que nos permitió ir madurando el modelo de negocios. Hoy con el modelo ya madurado, sería una desinteligencia de nuestra parte no replicarlo. Lo que sí, encontrar las ubicaciones y la posibilidad para ejecutarlo es, naturalmente, un gran desafío y en eso estamos. 

IB: Por las opciones que tenemos, ¿lo imaginás más fuera del Conurbano de Córdoba, en el Gran Córdoba o algo más cercano?

JLA: Puede ser adentro como puede ser afuera. La particularidad es la siguiente: hay que rescatar algún loteo de la década del ´50. En el Gran Córdoba hay una infinidad de loteos de comienzos de la década del 50, que son loteos que no tienen que pasar por la gran cantidad de trámites que existen hoy. Entonces se llega a la escritura mucho más rápido y de esa forma se puede garantizar luego la deuda que pasa a tener el vecino, porque el vecino recibe la vivienda habiendo pagado desde un 13% a un 33%.

IB: Y también me hablaste de condominios, ¿ahí está Harmonie Chateau?

JLA: Harmonie es la marca y Chateau es la ubicación. Son 5 torres. Hoy estamos ejecutando el subsuelo de la torre 4 y haciendo fundaciones de la torre 5. La entrega de la torre 1 está programada para mediados del año que viene o tercer cuatrimestre. Y después, de a un año, vamos entregando el resto de las torres. Está pegada a Cruz, no sobre Cárcano sino sobre la calle Calandria, sobre una loma, con una vista de la ciudad fantástica desde planta baja. 

IB: ¿Cuántas unidades son ahí?

JLA: En total 260 departamentos.

IB: Y edificios “sueltos”, ¿seguís haciendo?

JLA: Sí, sí. Muchos. Tenemos 6 en etapa de aprobaciones. No sé si hoy en día hay alguna empresa en Córdoba que esté llegando a la cantidad de edificios que estamos por comenzar a largar. Porque vamos a llegar a un momento donde vamos a tener siempre 12 edificios en ejecución. Básicamente nos enfocamos en el equipo de hormigón y garantizamos que de un edificio se meta en otro, entonces en un momento del tiempo se generan 4 edificios en simultáneo: uno recién iniciando y otro terminando. Pero al tener tres equipos de hormigón, en un momento vamos a llegar a tener 12. 

IB: ¿Y hoy cuántos tienen?

JLA: Hoy tenemos 8 en construcción, hay 6 que están esperando las aprobaciones municipales y una vez que entremos en ritmo va a ser mucho más dinámico. 

IB: Cuando me hablás de este volumen de negocio, uno piensa en otros proyectos que pintaban muy bien y no fueron quizás lo suficientemente cuidadosos en lo financiero. ¿Vos sos el financiero de la empresa o tenés uno? Porque en esto debe ser clave cobrar bien, en qué moneda cobrar, dónde tener la plata y dónde ponerla en obra, ¿no?  

JLA: Sí, claro. Mirá, nosotros por ejemplo no compramos tierras desembolsando fondos. Es política de la empresa. Si desde el momento que yo compro una tierra, hasta el momento que comienzo a desarrollarla, pasa entre un año y un año y medio, el costo financiero implícito que tiene la inmovilización de ese capital durante tanto tiempo es un gran error para la gestión financiera de una compañía. Muchas de las empresas que han tenido algún traspié, precisamente lo han tenido por eso. Hay muchas cosas que hacen a Canter muy interesante. Por un lado no descentraliza fondos para inmovilizar en tierras, entonces el dinero va a la obra siempre. Por otro lado, aproximadamente el 35% de nuestra estructura de costes, está manejado por otra empresa nuestra que es Fixed.

IB: ¡Ah! A esa no la tenía...

JLA: Ahí tenemos fábrica de muebles, fábrica de aberturas de aluminio, ahora hemos incorporado fábrica de aberturas de PVC y también hemos comprado un robot que nos permite multiplicar nuestra producción de muebles por seis. Y también tenemos una empresa importadora de materiales de construcción. Eso nos permite ir trabajando financieramente y con mucha antelación de una forma correcta. La otra es que el volumen de venta que hoy tenemos es muy alto. La gente nos busca porque siempre hemos cumplido, siempre hemos entregado, nunca hemos fallado y la calidad de nuestro producto es muy grande. Además la empresa constructora es nuestra, es decir no tercerizamos en otro donde hay una buena parte del negocio que se iría ahí. Financieramente Grupo Canter hoy está muy sano. Además los dos socios que somos Grupo Canter, tenemos un convenio de acción de capital de 20 años. Es decir, durante 20 años no tocamos un centavo y vivimos con un sueldo. Y vamos 11 recién. Entonces es difícil que una empresa que se cuida de esa forma pueda llegar a tener un error grosero. 

IB: Y si tenés un alto capital extendido en el tiempo de cuotas, ¿no?

JLA: Sí, por supuesto. De hecho durante la cuarentena esto nos permitió sobrellevar financieramente este tipo de problemas. Porque con las obras frenadas, disminuyó el flujo de efectivo que sale, pero el flujo de entrada continuaba. Hoy tenemos ya más de 1.400 clientes que están aportando una cuota. 

IB: Y en esta integración con el desarrollismo tenés: ¿fábrica de qué cosas? Contame ese núcleo duro que hace al 30% de tu negocio… ¿Qué fabricas para tus propios edificios y qué para terceros?

JLA: La fábrica de muebles es la más antigua, hace 6 años que la tenemos. Ahí hacemos los bajo mesadas de todos nuestros emprendimientos, las alacenas, los placares, los vestidores, los rack para tv, también la decoración que lleva trabajada en madera. Y para eso acabamos de comprar un robot de US$ 170.000.  

IB: ¿Qué hace? ¿Ya tiene nombre?

JLA: Es buena la idea, le tenemos que poner nombre. El robot procesa placas de madera: se hace un diseño, se despieza, se pone en un optimizador y el robot lo corta como está en el optimizador. Lo interesante del robot es que corta, horizontal, vertical, diagonal, desgasta y hace líneas curvas. Por lo tanto, la creatividad para trabajar la madera ahora no tiene límites. Somos la única empresa en Córdoba que lo tiene. El año pasado presentaron este robot en una feria internacional, lo vi, me enamoré y durante la cuarentena lo compramos en un proceso de crowdfunding a través de Instagram.

IB: ¿Y ahí trabajas para tus desarrollos y para terceros? 

JLA: Ahora vamos a comenzar a promocionar para terceros porque siempre la totalidad de la capacidad productiva se la llevaba nuestros propios emprendimientos. Ahora con el robot multiplicamos por seis nuestra capacidad productiva.

IB: ¿Y en aluminio qué hacen?

JLA: Hace 5 años que tenemos la fábrica de aberturas de aluminio. Todas las que llevan nuestros emprendimientos las desarrollamos ahí. Y el año pasado hicimos una inversión de US$ 85.000 en equipos para procesar el PVC. Es un material más eficiente, en términos energéticos, que el aluminio. 

IB: Miran mucho la sustentabilidad...

JLA: Sí, nuestros edificios ya no llevan gas. La envolvente del edificio, la fachada la estamos haciendo con materiales que son grandes aislantes térmicos y también nos mudamos al PVC en los edificios comunes y para calefacción, hoy todo el mundo utiliza aire acondicionado frío-calor. Y al agua caliente la resolvemos con sistemas solares desde hace 4 años. Entonces no hace falta el gas, desaparecen las rejillas de ventilación que son grandes conductores térmicos, entonces el edificio se vuelve muy eficiente.  

IB: Bien. Entonces, recapitulando: madera, aluminio, PVC… ¿y para el resto de los insumos?

JLA: Tenemos otra empresa más que es importadora: traemos pisos, puertas… Por eso en nuestros departamentos hay puertas de acero blindadas...

IB: En el 2021, ¿qué imaginas? ¿Crecimiento? ¿En qué porcentaje en términos reales?

JLA: Yo creo que Canter dejó de crecer puertas para afuera hace tres años. Y hace tres años que estamos desarrollándonos puertas para adentro. ¿Cómo diferencio yo el crecimiento del desarrollo? El crecimiento te lo marca la gente porque tiene que ver con la exhibición, con lo que uno muestra. Pero el desarrollo te lo marca el colaborador interno. De alguna manera le pusimos un freno a Canter para no volverse un gigante con pies de barro y desde hace tres años nos estamos desarrollando de una manera extraordinariamente fuerte adentro. Desde hace tres años venimos trabajando procesos, procesos, procesos. Y hoy casi ya hemos llegado, hoy tenemos la información casi a un clic de distancia. Ese es el Canter que estamos construyendo: un Canter muy sólido, muy fuerte, que va a poder brindar la competencia y calidad muchísimo más alta a nuestros clientes. Hoy estamos enfocados en eso: lo importante es lo de adentro. 

Escuchá el podcast, donde más te guste:
Spotify

Anchor

Apple Podcasts

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: