Factura electrónica: los curros que se acaban (y los nuevos negocios que se asoman)

La generalización de la factura electrónica a partir de junio no hace otra cosa que darle al Fisco toda la información online. Lo positivo de esto es que se terminará con las prácticas de algunos vivillos (cobrar IVA por un monto en la factura original y “dibujar” el duplicado, los dobles talonarios y otra serie de delitos). También, los nuevos negocios que florecen, como Facturación Web, la primera red social de facturación electrónica. Lo “malo”, dicen los contadores, es que la Afip podrá impugnar automáticamente gastos “discutibles” por no estar relacionados a la actividad y las dificultades por implementación tecnológica. Más detalles, en nota completa.

Image description
Bruno Cosentino y Matías Anzorena, los fundadores de Facturación Web.

La obligatoriedad de la factura electrónica para todos los inscriptos en IVA (excepto monotributistas de escalas bajas) permite pensar en que vamos camino a una declaración de IVA hecha desde Afip.

La generalización traerá buenas noticias y  -dicen algunos- varias complicaciones.

Entre las primeras, “la factura electrónica, es justo decirlo, acaba con muchos delitos”, explica José Arnoletto, expresidente del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas.

Otro costado positivo son los nuevos emprendimientos que se generan. Como es el caso de Facturación Web, la primera plataforma online de usuario y clave que permite la generación, envío, recepción y archivo de facturas electrónicas sean usuarios o no del sistema. Con tan sólo crear una cuenta en el sitio, puede comenzar a emitir y recibir facturas electrónicas.

“La resolución que generaliza la facturación electrónica para todos los Responsables Inscriptos, forma parte del mismo sistema que la mayoría de los argentinos ya utilizan; tiene mucho sentido”, manifestó Bruno Cosentino, CEO y co-fundador de Facturación Web.

Pero para algunos especialistas impositivos, no todo es color de rosas con la nueva resolución de la Afip. Desde junio, el Fisco podrá tener en claro el monto de las retenciones de Ganancias que los compradores de los bienes facturados tendrán que realizar a sus proveedores, lo que les permitirá impugnar los gastos de quienes no hubieran actuado como agentes de retención, señalan.

También impugnará gastos por no estar relacionados a la actividad. En algunos casos es aceptable –dicen los contadores- pero hay otros (como la nafta de los autos que utilizan los ejecutivos de las empresas, por citar un trillado ejemplo) que son muy discutibles.

Los pesimistas señalan, también, los problemas de implementación en varios rubros que no están online frente a computadoras, o no tienen conectividad, etc.

“El curro ahora será, no te puedo facturar porque se cayó el sistema...”, explicó un experimentado contador cordobés.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: