San José de las Salinas, la meca de la extracción de sal industrial y de mesa (100 mil toneladas anuales ubican a LISAL S.A entre las cinco mejores a nivel nacional y primera en Córdoba)

(Por María Rosa Ponce) La familia Picat opera desde 1987 en las Salinas Grandes Lisal, que procesa anualmente cien mil toneladas de sal, ubicándolos entre las cinco mayores empresas de extracción industrial en el país y la primera en Córdoba. Veinte piletas de extracción, abastecimiento a las mayores industrias del país. Dos marcas propias van a tu mesa como Susysal y Doña Sal.

Image description
Image description
Image description
Image description

La Industrial Salinera S.A (LISAL S.A), es una empresa dedicada a la explotación de salinas. Opera desde 1987 en las Salinas Grandes, provincia de Córdoba, entre las localidades de San José de las Salinas y Lucio V. Mansilla.

La extracción de sal se realiza tanto directamente desde la laguna de sal como también desde piletas de cristalización, lo que le permite tener un abastecimiento continuo sin depender de factores climáticos.

En 2008 inauguraron  una planta de refinado para complementar dicha explotación, mientras que en 2012 se amplió la capacidad de producción generando un espacio apto para abastecer las industrias más exigentes en cuanto a la calidad del producto, tiempo de entrega y abastecimiento continuo.

Desde sus comienzos incursionaron en la generación de lagunas de extracción, hoy poseen veinte donde se produce la cristalización de la materia prima. ( las piletas reciben la salmuera de la laguna donde por acción solar se forman los cristales de sal que luego se procesan en diferentes packaging de acuerdo al destino.

En las cincuenta  hectáreas de explotación minera , se encuentra la planta de proceso que permite hacer una sal lavada, purificada y seca. “El 5% de la producción va a la sal de mesa y el otro 95%, va a la sal industrial a diferentes rubros desde el alimenticio hasta el químico” nos explicó Facundo Picat, el joven director  empresarial de tan solo 38 años.

La Industrial Salinera, una empresa familiar que lleva más de tres décadas instalada en San José de las Salinas. María Sol, Maximiliano, Gimena, Salvador, Facundo, Silvio y Héctor Picat son los socios que llevan a cabo las riendas. 

Nueva generación, nuevos desafíos
Hace tres años, la firma ingresó a los supermercados con Susisal y Doña Sal, dos segundas marcas del rubro alimenticio. También venden el producto a las provincias de La Rioja y Catamarca grandes productores de aceitunas. Además, lograron exportar a Paraguay y próximamente proyectan ventas en Uruguay.

“Nuestro objetivo fue consolidar lo que hizo la primera generación y en esta segunda generación, crear mayor valor agregado”, sostuvo Facundo. Hoy un centenar de trabajadores de la zona forman parte de la planta, la industria LISAL es un pilar fundamental en la economía regional para las localidades de Quilino, Lucio V. Mansilla y San José de las Salinas.

Los proyectos
Un nuevo proyecto para 2023 incluirá más inversiones y empleados, la producción de una línea de sal gourmet, será un producto premium que saldrá al mercado en el nuevo año. Requerirá un método de extracción mucho más artesanal, secado al sol y tendrá otros ingredientes adicionales como las hierbas aromáticas requeridas en la industria gastronómica.

“El equipo evalúa qué combinaciones tendrá la receta, similar a la sal marina, y cómo potenciar los minerales que ya posee naturalmente tales como el calcio, magnesio o potasio”, nos confesó Picat.

En cuanto al futuro de la región, Facundo mencionó que hubo reuniones con la provincia para idear un parque industrial a partir de la extracción de la sal. El empresario resumió todas las alternativas que se barajan para próximos interesados en inversiones, desde producción de cloro o soda cáustica, paneles solares, viñedos hasta la reproducción de un pequeño calamar que vive en la laguna. “Hay potencial en la zona, están las condiciones dadas (…) ha llegado el momento del noroeste de Córdoba”, concluyó.

Dejá tu Comentario:

No solo hay cafecitos, ahora también matecitos: cómo funciona la plataforma que permite invertir en emprendimientos (y ya vende más de 4.000 por día)

(Por Diana Lorenzatti) Las redes sociales permiten, entre muchas otras cosas, la posibilidad de dar a conocer proyectos, emprendimientos y empresas, y que escalen. El crowdfunding es una herramienta muy poderosa para lograr el objetivo y a eso apunta “Matecito”: a obtener fondos en línea para financiar un proyecto a través del aporte de un elevado número de inversores. Cómo opera.

Llega el Uber de los fletes: en febrero comienza a operar Fletalo en Córdoba (ya tiene 30 vehículos registrados)

Una idea tan simple como poderosa empieza a funcionar en tierras estudiantiles, donde las mudanzas y los fletes son moneda corriente. La plataforma online de fletes nació en 2020 en Buenos Aires con el fin de simplificar y transparentar los servicios de logística y transporte. El desembarco en Córdoba será en el transcurso de este mes de febrero para satisfacer la demanda B2B, y luego pasar a los consumidores finales. Cómo funciona.

Otra fórmula 70-30: Beney, un fernet “distinto” nacido en Traslasierra (sin TACC, a base de 40 hierbas y orgánico)

(Por Diana Lorenzatti) Todos los argentinos sabemos que Córdoba es la tierra del fernet y que hay muchos estilos y variedades que se pueden encontrar en toda la región. Entre tantas opciones Beney se distingue por ser del Valle de Traslasierra y tener una base de 40 hierbas serranas. Único en el mercado por ser libre de glúten, de calidad orgánica, sin conservantes y producido artesanalmente. En esta nota dialogamos con Guillermo Beney, su dueño, quien pasó a producir más de 12.000 botellas por mes, entre otras bebidas como gin y licores.